Los inmigrantes van primero a la farmacia cuando tienen un problema de salud y un 13% son remitidos al médico

Actualizado 18/06/2008 21:13:58 CET

VALENCIA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un estudio elaborado por profesores del CEU Cardenal Herrera revela que la mayoría de extranjeros prefieren acudir en primer lugar a la farmacia cuando tienen un problema de salud y en un 13 por ciento de los casos son remitidos al médico desde la farmacia porque los medicamentos que solicitan necesitan receta, según informaron en un comunicado fuentes del centro universitario.

El informe, elaborado por las profesoras de Fisiología, Farmacología y Toxicología del CEU Cardenal Herrera, Encarna García Castillo y Alicia López Castellano, ha investigado las necesidades de los pacientes inmigrantes que acuden a las farmacias de la provincia de Valencia, y demuestra que "el farmacéutico va a tener un papel fundamental en el desarrollo del problema de salud, tanto por su función profesional como por su trabajo como educador sanitario".

En cuanto al perfil del inmigrante usuario de las farmacias valencianas, es una mujer de entre 18 y 45 años procedente de Sudamérica. El mayor porcentaje de usuarios extranjeros reside en España desde hace más de dos años y convive con familiares. La mitad de ellos posee estudios básicos y casi el cien por cien utiliza el castellano para comunicarse.

Por lo que se refiere al consumo de fármacos, casi la mitad de los medicamentos que adquieren, un 47,5 por ciento, son dispensados por indicación farmacéutica, un 35 por ciento por receta médica y sólo un 3 por ciento solicita productos que no requieren prescripción facultativa.

La intención de esta investigación del CEU Cardenal Herrera, que ha estudiado farmacias de Valencia, Llíria y Canet d'en Berenguer, es "obtener información suficiente de los pacientes extranjeros para realizar una buena atención farmacéutica". Así, consideraron que "si se tiene en cuenta que la farmacia es el primer lugar al que acuden cuando tienen problemas de salud, el trabajo es de vital importancia de cara a mejorar la asistencia sanitaria de este colectivo".

De esta investigación se desprende que en el 26 por ciento de los casos es el farmacéutico quien explica cómo tomar el medicamento. Para las profesoras de Fisiología, Farmacología y Toxicología del CEU Cardenal Herrera, "el estudio permite conocer las necesidades del uso de medicamentos de los pacientes inmigrantes de la provincia de Valencia, por lo que permitirá mejorar la calidad de la atención sanitaria de este colectivo".

Respecto al tipo de productos más demandados, destaca que los medicamentos para tratar los problemas respiratorios, nerviosos y alimentarios son los más solicitados. Con receta, los fármacos para el sistema genito-urinario son los más dispensados, mientras que los prescritos para el sistema respiratorio son los más recomendados por los farmacéuticos.

EL 60% TIENE TARJETA SANITARIA

De todos los inmigrantes que acuden a las farmacias valencianas, el 60 por ciento dispone de tarjeta sanitaria y un 80 por ciento afirma haber tomado algún medicamento desde que residen en la provincia. De estos medicamentos, la mayoría se obtiene en oficinas de farmacia y cuando se trata de un medicamento con receta, es el facultativo quien explica cómo tomar el medicamento.

El estudio del CEU Cardenal Herrera también revela que uno de cada cuatro extranjeros encuentra dificultades en el sistema de salud español, pero un 93 por ciento considera que la atención desde la farmacia es buena. De esta manera, las autoras confirman que "el farmacéutico, por su cercanía, puede detectar las fortalezas y debilidades en la salud de este grupo de pacientes".

El método de estudio se ha desarrollado en tres farmacias de la provincia de Valencia. La primera situada en la capital, en un barrio periférico urbano, con uno de los porcentajes más elevados de población inmigrante. La segunda pertenece a Llíria, en un barrio del ensanche donde transitan muchos extranjeros por distintos motivos y la tercera se sitúa en Canet d'en Berenguer, localidad costera de gran crecimiento urbanístico y donde transitan muchos inmigrantes por motivos laborales.