¿Cómo influye el tabaco sobre los implantes dentales?

Humo de tabaco
PIXABAY - Archivo
Publicado 10/05/2018 14:33:48CET

   Las personas que fuman antes o después de la colocación podrían sufrir entre un 35 y 70 por ciento más de riesgo de fracaso

   MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

    Los fumadores tienen entre 2,5 y 6 más riesgo de presentar una pérdida de los implantes dentales que los no fumadores, según han aportado los datos del informe 'Cesación Tabáquica y Salud Bucal', realizado por la Sociedad Española de Periodoncia (Sepa) y el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (Cnpt).

    En concreto, los resultados han demostrado que las personas que fuman antes o después de la colocación de dichos implantes podrían sufrir entre un 35 y 70 por ciento más de riesgo de fracaso.

   Así, entre otros efectos que tiene el tabaco sobre la salud bucal, se encuentra la aparición de consecuencias en la terapia de implantes, lo que se puede traducir en una pérdida dentaria, peor calidad de vida y empeoramiento de la salud general por las implicaciones sistémicas entre de la periodontitis.

   Por ello, los expertos de la consulta dental recomiendan a los pacientes que "para poner un implante es fundamental comenzar la cesación del tabaco una semana antes y unas semanas después", según ha declarado el presidente de la Red Europea de Prevención del Tabaquismo, Francisco Rodríguez Lozano, durante la rueda de prensa de este martes para presentar el informe, en marco del Día Europeo de la Periodoncia, que se celebra este sábado.

   Respecto a ello, en el informe se señala que "se ha sugerido un protocolo de cesación tabáquica para mejorar la tasa de éxito de los implantes, aconsejando el abandono completo del tabaco durante una semana antes y hasta 8 semanas después de la colocación de los implantes. Aunque el tamaño de la muestra de este estudio es relativamente pequeño, parece que mejoraban las tasas de éxito en la osteointegración de los implantes".

¿CÓMO AFECTA EL TABACO EN LA SALUD BUCAL?

   Según han señalado los expertos durante la rueda de prensa, y basándose en el informe, el tabaco influye de manera negativa sobre la salud bucodental. De este modo, es el hábito del tabaco uno de los factores de riesgo para la aparición del cáncer oral.

   Todo ello debido a que "se ha comprobado que su incidencia - la del tabaco- es mayor en grandes fumadores (más de 2 cajetillas diarias), que representan un 85 por ciento de los casos, con un aumento del riesgo a medida que aumenta la cantidad de cigarrillos fumados. Las localizaciones que demuestran una mayor asociación del consumo de tabaco son la zona posterior lateral de la legua y el suelo de la boca", según se expone en el informe.

   Desde el punto de vista cualitativo, "su relación con el cáncer oral es obviamente el efecto nocivo más grave a tener en cuenta, así como su relación con otras lesiones potencialmente malignas de la mucosa oral", ha indicado la vocal de la Junta Directiva de Sepa, Regina Izquierdo.

   Pero, cuantitativamente, su importancia radica más en la periodontitis, dado que esta enfermedad afecta a un importante porcentaje de la población adulta, se estima que 8 de cada 10 adultos de más de 35 años en España tienen alguna enfermedad periodontal.

   Del mismo modo, el tabaco también es uno de los factores de riesgo para presentar diferentes lesiones de las mucosas, enfermedades periodontoales y periimplantarias.

   "El tabaquismo no solo incrementa el riesgo de desarrollo de periodontitis, sino que también afecta de manera muy significativa a la respuesta de la terapia periodontal tanto quirúrgica como no", según ha señalado la presidenta del Cnpt, Regina Dalmau.

    A través de distintos mecanismos, el tabaco promueve el estado proinflamatoria que subyace a la enfermedad periodontal, altera las barreras natural contra la infección y daña da las células epiteliales orales.

ODONTÓLOGOS, CLAVE PARA PREVENIR LOS EFECTOS NOCIVOS DEL TABACO

   El Grupo de Trabajo Sepa-Cnpt ha recalcado que dado que el tabaco es un factor de riesgo modificable, los odontólogos tienen "un importante papel en la prevención de estos efectos nocivos del tabaco".

   Por ello, introducir técnicas de cesación tabáquica en la consulta dental debería formar parte, por lo tanto, de los tratamientos que implementan, ha manifestado el grupo.

   "El consejo por parte de un odontólogo tiene, sin duda, un impacto muy favorable sobre la motivación de los pacientes a la hora de modificar su estilo de vida", ha afirmado la máxima responsable del Cnpt; pero "si además ese consejo se acompaña de un mensaje positivo sobre los beneficios esperables del cese tabáquico sobre la salud buscodental, su eficacia será aún mayor".

   En la consulta dental se puede "educar sobre el cese tabáquico y aplicar estrategias de intervención sencillas y eficaces", ha asegurado Izquierdo, aunque "es importante recalcar que el equipo odontológico al completo deben estar involucrados en esta tarea".

   Los periodoncistas han insistido en que todos los componentes del equipo bucodental deben ser conscientes de la relación entre el hábito de fumar y la patología oral, y deben transmitir y reforzar las recomendaciones contra el tabaco e implicarse en los programas de cesación tabáquica.

   "Muchos de los profesionales no se involucraban hasta ahora por falta de preparación o entrenamiento adecuado, pero con esta revisión tan exhaustiva que se hace en el informe estamos sintetizando todos los conocimientos para facilitar ese aprendizaje y que ya no sea una excusa que no sabemos hacerlo y cómo aplicarlo en la clínica", ha resumido la doctora Bettina Alonso Álvarez, del Departamento de Especialidades Clínicas Odontológicas de la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid.

    Para esta experta, "ha llegado el momento de que se asuma que dejar de fumar forma parte del plan de tratamiento odontológico y, más aún, que se conozca aún más que dejar de fumar es clave en la prevención y control de las enfermedades periodontales y periimplantarias".