Incluir prebióticos en leches infantiles previene la dermatitis atópica, alergias e infecciones en los lactantes

Actualizado 15/06/2006 15:21:10 CET

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los bebés alimentados con fórmulas infantiles que contienen una mezcla patentada de prebióticos tienen menor riesgo de padecer dermatitis atópica, diarreas, infecciones intestinales y respiratorias, según dos nuevos estudios clínicos presentados en Madrid por el profesor Guido E. Moro, experto en nutrición infantil de la Universidad de Milán.

Los prebióticos estimulan el crecimiento de una flora intestinal sana, imprescindible para generar un sistema inmunitario en perfecto estado en los primeros meses de vida.

Según este experto, está demostrado que uno de cada cuatro niños actualmente es alérgico y la tendencia es que esta proporción siga aumentando en España al igual que en el resto de países industrializados y, por ello, se comenzó a investigar para dar con soluciones para la prevención de las enfermedades más comunes en los primeros años de vida del bebé.

El primer estudio del profesor Moro ha sido publicado en 'Archives of Disease in Childhood' y demuestra que en bebés alimentados con fórmulas infantiles enriquecidas con prebióticos, el riesgo de presentar dermatitis atópica se reduce en un 50%. Según los autores de este estudio, es la primera vez que se demuestra clínicamente que los prebióticos pueden reducir el riesgo de alergia, mediante el refuerzo del sistema inmunitario del lactante durante los primeros meses de vida.

En cuanto al segundo estudio, presentado en el reciente congreso de la ESPGHAN (European Society of Pediatric Gastroenterology and Nutrition) también demuestra que la temprana administración de prebióticos en la dieta del lactante, puede reducir la incidencia de infecciones intestinales, diarreas e infecciones respiratorias.

El alimento ideal para un recién nacido es la leche materna, ya que contiene fibras naturales solubles con efectos prebióticos, que estimulan una digestión saludable y refuerzan las defensas del bebé. Por este motivo, es fundamental que las fórmulas infantiles también contengan fibras naturales prebióticas que, entre otros muchos beneficios, estimulan el crecimiento y la actividad de la flora intestinal beneficiosa para el lactante, fortaleciendo así su sistema inmunitario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter