Ordenado por
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 25/11/2008

Identificada una segunda bacteria causante de lepra

WASHINGTON, 25 Nov. (OTR/PRESS) -

   Investigadores de la Universidad de Texas han identificado una nueva especie de bacteria que causa lepra, a través de un análisis genético intensivo de un par de infecciones letales, según un estudio publciado en la American Journal of Clinical Pathology, recogido por otr/press. Para sus descubridores, la nueva especie podría ser responsable en parte de la enorme variación geográfica e individual que presenta la lepra.

   Previamente, se creía que todos los casos de lepra, una enfermedad antigua que todavía mutila y mata en los países en vías de desarrollo, eran causados por una especie única de bacteria, dice el autor principal Xiang-Yang Han, profesor asociado del M.D. Anderson Cancer Center. "Hemos identificado una segunda serie de micobacteria de lepra, y al haber identificado a este organismo letal, hemos definido mejor la enfermedad que este organismo causa, la lepra lepromatosa difusa (DLL, por sus iniciales en inglés)." Han dijo que DLL ocurre principalmente en México y en el Caribe.

   Hay cientos de miles de casos nuevos de lepra en todo el mundo, todos los años, pero la enfermedad es rara en los Estados Unidos, con 100 a 200 casos nuevos por año, la mayoría entre los inmigrantes. La lepra inicialmente ataca la piel y las células nerviosas. Se puede tratar con éxito con antibióticos en sus estadios temprano e intermedio.

   R. Geetha Nair, M.D., un médico empleado en Maricopa Integrated Health System en Phoenix, contactó a Han en el 2007 para solicitar ayuda en la confirmación de un diagnóstico de lepra en un paciente que había fallecido ese pasado mes de febrero. El paciente, un hombre de 53 años originario de México, había sido hospitalizado ese mes para el tratamiento de heridas extensas en las piernas. Mientras recibía tratamiento con antibióticos y se realizaba pruebas adicionales al día siguiente, comenzó con una fiebre muy alta y entró en shock. Falleció después de 10 días en cuidados intensivos.

   El análisis del tejido en la autopsia en el hospital de Phoenix sugirió un diagnóstico de lepra lepromatosa difusa, una variante descrita por primera vez en México en 1852. Han dijo que la DLL ataca únicamente la vasculatura del paciente, bloqueando o impidiendo el flujo sanguíneo. Esto conduce a la muerte extendida de la piel en los últimos estadios y puede causar infecciones secundarias y shock fatal. La bacteria de DLL nunca había sido estudiada.

   El equipo de investigación también analizó muestras de un caso letal similar de un hombre de 31 años de edad con tanto daño cutáneo que, en el 2002, había sido hospitalizado al principio en una unidad hospitalaria para quemados.

COMO RESOLVER UN CRIMEN

   Han y sus colegas del M. D. Anderson diagnostican infecciones en los pacientes con cáncer. En el año 2002, Han desarrolló una manera de identificar bacterias inusuales analizando diferencias pequeñas pero significativas en el gen 16S de ARN ribosomal. "Esto es como un análisis de huellas digitales para resolver un crimen" dijo Han. Él ha descubierto y nombrado varias especies nuevas de bacterias que causan infecciones inusuales.

   En un grupo de bacterias llamado micobacterias, el gen 16S ARNr es entre un 93 a un 100 por ciento idéntico. Hay 110 especies de micobacterias, y las que causan la tuberculosis y la lepra son las más conocidas. La secuencia del gen 16S ARNr es una manera rápida y precisa de identificar micobacterias, que usualmente crecen lentamente, apunta Han. La identificación precisa mejora las decisiones que se deben tomar para el cuidado del paciente.

   Han y sus colegas compararon el gen 16S ARNr de la bacteria letal y otros cinco genes de otras micobacterias. Encontraron que la bacteria tenía mucho en común con la Mycobacterium leprae, que previamente se creía era la única causa de la lepra.

   Sin embargo, había también diferencias significativas con M. leprae. La secuencia genética del gen 16S ARNr de la bacteria letal difería en un 2,1 por ciento. "Esto puede parecer una diferencia pequeña, pero para cualquier persona familiarizada con micobacterias, es enorme", dijo Han. En variantes previamente estudiadas de M. leprae no se había notado ninguna variación en el gen 16S rRNA.

   El análisis de los otros cinco genes demostró más diferencias. Los investigadores asignaron el nombre de Mycobacterium lepromatosis a la nueva especie. Desde entonces, han confirmado que M. lepromatosis ha sido la causa de dos casos letales de DLL en Singapur.

   El equipo está trabajando para comprender mejor la bacteria y la manera en que ésta causa DLL. Están intentando secuenciar el genoma entero M. lepromatosis y buscando modos de cultivar el organismo en el laboratorio. No se puede cultivar ninguna de las micobacterias de la lepra en el laboratorio debido a que, durante millones de años, se han perdido los genes necesarios para sobrevivir fuera de sus portadores, un proceso que se denomina evolución reductora.

   Uno de los rompecabezas de la lepra es que las variantes de M leprae recolectadas por todo el mundo son virtualmente idénticas, mientras que las características clínicas de la enfermedad y su severidad varían mucho, geográficamente y de una persona a otra. La evidencia sugiere que los factores inmunológicos del portador cumplen un papel clave en la determinación del progreso de la enfermedad.

Los autores concluyen que la nueva especie de M lepromatosis podría ser responsable en parte de esta variación geográfica e individual.

Europa Press Comunicados Salud
comments powered by Disqus