A una niña de 11 años

Un hospital sevillano, el primero en Europa que opera la escoliosis sin afectar al crecimiento

Actualizado 22/05/2014 18:30:48 CET

SEVILLA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

   El Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario Virgen del Rocío ha empezado a utilizar una nueva técnica para corregir las escoliosis de aparición precoz preservando el crecimiento de la columna del paciente.

   La primera intervención de este tipo realizada en Europa ha tenido lugar el pasado 18 de marzo en Sevilla y ya ha logrado corregir el 60 por ciento de la curvatura anómala de la columna de una niña de 11 años a quien se le detectó la malformación el año pasado. Se estima que el resto de la deformidad termine de corregirse a lo largo de este año.

   La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, junto al jefe de la Unidad de Ortopedia Infantil del Virgen del Rocío, David Farrington, acompañados de los padres de la niña Pilar y Antonio, han presentado los resultados de esta nueva técnica junto al equipo de profesionales que lo ha hecho posible. En concreto, han participado un total de 15 profesionales, entre ellos especialistas de distintas categorías de las unidades de Ortopedia Infantil y Columna, Cirugía Pediátrica, Anestesia Pediátrica y Neurofisiología.

Farrington ha explicado que la operación de Fabiana, nombre de la niña natural de Jerez de la Frontera, duró unas cinco horas, y que tras diez días permitió que la niña saliera andando del hospital, "sin muchas molestias, con una evolución más que favorable", precisa. Para ello, han utilizado la técnica del tirante raquídeo anterolateral, que consiste en fijar un cordón flexible a diferentes vértebras mediante tornillos de titanio a fin de controlar el crecimiento de la curvatura de la columna.

"La idea es aprovechar el crecimiento natural del menor para corregir la escoliosis, de manera que fijamos la parte que no queremos que crezca (la parte convexa de la curva) y dejamos libre la que conviene que aumente para compensar la curva y tratar de minimizarla (la parte cóncava)", ha explicado Farrington, quien prevé que se pueda empezar a practicar entre seis y siete intervenciones con la nueva técnica al año en menores con deformidades que no superen los 55 ó 60 grados de curvatura.

Esta es la principal ventaja de esta técnica, presentada por el doctor Peter Newton de San Diego --que "es una institución en cirugía correctora de escoliosis"-- en el séptimo Congreso Internacional de Escoliosis de Aparición Precoz, celebrado a finales del año pasado en EEUU. Las técnicas clásicas, orientadas a fusionar las vértebras del paciente, obligan a los cirujanos a retrasar la intervención ya que se desaconsejan por debajo de los once o doce años, con objeto de minimizar las consecuencias que esta cirugía tiene sobre el crecimiento del paciente (le puede restar entre cinco y diez centímetros sobre la talla final). La colocación del tirante anterolateral, en cambio, parece que solo supone una pérdida de altura de uno o dos centímetros.

Además, permite intervenir al paciente a través de tres pequeñas incisiones laterales, evitando la cirugía abierta de columna. Esto mejora el postoperatorio, que es menos doloroso y más tolerable para el menor. Las cicatrices son también más estéticas y suelen pasar desapercibidas ya que quedan debajo del brazo.

A su vez esta técnica, al permitir el movimiento de los discos intervertebrales, supone la conservación de la movilidad de la porción de columna que se interviene, circunstancia que no se da con las técnicas convencionales en las que el tramo de columna operado termina formando un bloque rígido. De hecho, los precursores de la técnica han constatado en modelos animales la conservación de los discos, aunque con algunos cambios químicos, celulares y vasculares.

Sobre cuándo podrán hacer este tipo de operaciones de forma habitual, Farrington ha explicado que "el principal escollo que tiene esta técnica es que utiliza la toracoscopia, con el que no estamos muy familiarizados los cirujanos que hacemos cirugía de columna de manera habitual". No obstante, precisa que "no es una técnica compleja, sino que hay que aprender a hacer y entiende que, con su curva de aprendizaje, está en manos de la mayoría de cirujanos de columna", toda vez que señala que la cirugía de la corrección de la escoliosis con toracoscopia "se hace en algunos hospitales, pero no es la habitual".

Pilar, madre de la niña, ha leído una carta de la propia Fabiana en la que cuenta su experiencia con la escoliosis y el corsé ortopédico, a la vez que agradece a sus padres haber elegido esta técnica, y al doctor Farrington y a todas las personas que trabajaron con él lo que han hecho por ella.

Pilar, por su parte, ha explicado que se decidieron por esta nueva técnica después de que el doctor Farrington les explicara todo con detenimiento, y tras tener la oportunidad de contactar con familias de EEUU, cuyas hijas habían sido operadas con esta técnica, "y las experiencias habían sido muy positivas". Además, apunta que ella misma está operada con la técnica tradicional y "ese precio que hay que pagar no me gustaba que lo tuviera que pagar mi hija", al tiempo que señala que la niña "ya está en el colegio y está feliz".

Farrington confía en que la corrección de los pacientes tratados con esta técnica "sea del cien por cien". En cuanto a Fabiana, prevé que el alta será cuando la niña cumpla los 15 ó 16 años, que es la edad en que se deja de crecer, y le augura un futuro "normal". El equipo ya ha efectuado una segunda intervención a una niña de Extremadura, de 12 años. Se trata de un caso similar y la pequeña también se encuentra de alta en casa. Además, hay otros dos pacientes que se están pesando si someterse a esta cirugía.

REFERENTE NACIONAL EN ORTOPÉDICA INFANTIL

La unidad de Cirugía Ortopédica y Traumatología Infantil del Hospital Universitario Virgen del Rocío, perteneciente a la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía Ortopédica, Traumatología y Reumatología del mismo centro, recibió la acreditación por parte del Ministerio de Sanidad como Centro Nacional de Referencia en el campo de la Ortopedia Infantil en el año 2009 en reconocimiento al cumplimiento de unos estándares establecidos a tal efecto y tras superar una exhaustiva evaluación. En concreto, esta designación abarca tres grandes áreas de tratamiento: las malformaciones congénitas, las displasias óseas y las enfermedades neuromusculares.

Cada año, la unidad atiende a un millar de menores de 14 años que precisan atención sanitaria por estos motivos (el 60% necesita tratamiento ortopédico para corregir sus problemas de salud mientras que el 40% ha de ser intervenido). De ellos, entre 300 y 400 pacientes son derivados de otros puntos de Andalucía y una veintena del resto de España, principalmente de Extremadura, Ceuta, Melilla y Canarias, porque requieren someterse a procedimientos complejos súper especializados.

En cuanto a la escoliosis de aparición precoz, el servicio diagnostica cada año unos 70 casos nuevos e interviene aproximadamente a una veintena de niños de toda España por este motivo. Así, y "aunque los resultados iniciales son bastante prometedores, debemos evaluarlos con cierta precaución, ya que no disponemos de mucha información a largo plazo dado que afortunadamente este tipo de deformidades no son frecuentes en la población", matiza Farrington.

Además, la Unidad de Ortopedia Infantil ha sido invitada a pertenecer al Growing Spine Study Group de la Growing Spine Foundation (www.growingspine.org). Sólo 23 centros internacionales participan en esta red de conocimiento, la mayoría de EEUU (18) y el resto de Reino Unido, Japón, Egipto, Turquía y España (en Madrid).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter