EL EXCESO DE PESO DURANTE EL EMBARAZO PUEDE SER CLAVE

Los hijos de madres obesas tienen más riesgo de muerte cardiaca prematura de adultos

Publicado 14/08/2013 9:55:29CET

MADRID, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los hijos de mujeres obesas y con sobrepeso tienen mayor riesgo de muerte cardiovascular en la edad adulta temprana, según encuentra un estudio publicado este martes en la edición digital de 'British Medical Journal' (BMJ). Los resultados ponen de relieve la urgente necesidad de estrategias de prevención de la obesidad en las mujeres en edad fértil y la necesidad de evaluar a los hijos de madres obesas de su riesgo cardiovascular, destacan los autores.

Las tasas de obesidad materna han aumentado rápidamente en las últimas dos décadas. En Estados Unidos, alrededor del 64 por ciento de mujeres en edad reproductiva tienen sobrepeso y el 35 por ciento son obesas, con un patrón similar en Europa. Muchos estudios han mostrado una relación entre la obesidad materna y la enfermedad más tarde en la vida, pero todavía no está claro si la obesidad materna se asocia con un aumento de la muerte de los hijos por causas cardiovasculares.

Con las actas de nacimiento y defunción desde 1950 a nuestros días, un equipo de investigadores en Escocia identificó a 28.540 mujeres, cuyo índice de masa corporal (IMC) se registró en su primera visita prenatal, y 37.709 personas que formaban el grupo de descendencia, con edades entre 34 y 61 años durante el tiempo de seguimiento. El IMC se define como bajo peso (IMC 18,5 o menos), peso normal (IMC 18,5-24,9), sobrepeso (IMC 25-29,9) y obesidad (IMC de 30 o más).

Se recopilaron detalles relevantes sobre el embarazo, incluyendo la edad de la madre en el parto, el número de embarazos previos, la clase social del padre y de la madre, el sexo del bebé y el peso al nacer y la edad gestacional al parto.

Entre las mujeres, el 21 por ciento tenía sobrepeso y el 4 por ciento era obeso. Entre las 37.709 personas de la descendencia, hubo 6.551 muertes prematuras por cualquier causa y, entre los fallecidos, 294 habían tenido madres obesas en el nacimiento.

Los investigadores encontraron que el riesgo de muerte prematura fue un 35 por ciento mayor en los hijos adultos de madres obesas en comparación con aquellos cuyas progenitoras biológicas habían tenido un peso normal. Esto fue después de ajustar los resultados de factores como la edad de la madre en el parto, el número de embarazos previos, la clase social del padre y la madre, el sexo del bebé y peso al nacer y la edad gestacional en el momento del parto.

También se encontró un aumento del riesgo del 42 por ciento (ajustado por los mismos factores) de una hospitalización por un evento cardiovascular en los hijos adultos de madres obesas en comparación con los hijos de madres con un IMC normal. Los hijos de madres con sobrepeso también tenían un mayor riesgo de eventos adversos en el futuro.

Se cree que el exceso de peso en el embarazo puede causar cambios permanentes en el control del apetito y el metabolismo energético en la descendencia, lo que lleva a un mayor riesgo de problemas del corazón más tarde en la vida.

Con el aumento de las tasas de exceso de peso en las mujeres embarazadas, los autores dicen que sus hallazgos son "un importante problema de salud pública" e indican que los hijos de madres obesas son un grupo de alto riesgo que deben ser evaluados para el riesgo cardiovascular y activamente animados a mantener un estilo de vida saludable.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter