Más eficaz y con menos efectos secundarios

Hallan una nueva terapia para luchar contra el sida

Actualizado 07/10/2014 9:30:02 CET

ALICANTE, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Una investigación internacional en la que han participado la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche (Alicante) ha hallado una nueva terapia "más eficaz y con menos efectos secundarios" en la lucha contra el SIDA, según ha informado la institución académica en un comunicado.

   El ensayo ha contado con la participación del profesor de la UMH y jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario de Elche, Félix Gutiérrez, quien ha sido el encargado de llevar a cabo la investigación, en la que han participado pacientes del Hospital General Universitario de Elche y que ha mostrado un mejor perfil de seguridad en el tratamiento.

   Los tratamientos actuales contra el SIDA consisten en la combinación de tres fármacos que inhiben dos enzimas fundamentales del ciclo del virus. Con esas combinaciones se logra suprimir la reproducción del virus, en la mayoría de los casos, aunque en algunos pacientes se producen efectos secundarios importantes que obligan a suspender el tratamiento, o bien el virus desarrolla mutaciones de resistencia a los fármacos, lo que lleva al fracaso terapéutico.

   En el estudio de la nueva terapia contra el SIDA se ha analizado 833 pacientes de Europa, EE.UU. y Canadá. El estudio se ha basado en un ensayo clínico en adultos que no habían recibido tratamiento previo para el SIDA. Los participantes fueron asignados aleatoriamente a recibir el nuevo tratamiento o la terapia de combinación estándar.

   El doctor Félix Gutiérrez ha explicado que al año de haber comenzado el nuevo tratamiento, la proporción de pacientes con carga vírica indetectable "fue significativamente mayor en el grupo que fue tratado con la nueva terapia, alcanzando esos pacientes más rápidamente  la supresión viral".

   Además, la proporción de participantes que interrumpieron el tratamiento debido a efectos adversos fue menor en ese grupo, situándose la incidencia en ese capítulo en el 2 por ciento frente al 10 por ciento registrado en el grupo de pacientes sometidos al tratamiento tradicional.

   El estudio ha concluido además que ninguno de los virus de los participantes tratados con la nueva terapia desarrolló mutaciones de resistencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter