Un grupo de investigadores españoles inician el ensayo clínico con una vacuna preventiva contra el sida

Actualizado 25/11/2008 15:50:14 CET

BARCELONA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y los hospitales Clínic de Barcelona y Gregorio Marañón de Madrid iniciarán en breve el primer ensayo clínico en fase I que se realiza en España de una vacuna preventiva contra el VIH, el virus responsable de la pandemia del Sida.

La primera fase del ensayo comprende la participación de 30 voluntarios sanos y con bajo riesgo de ser infectados y su objetivo es evaluar la seguridad de la vacuna y su capacidad de inducir respuestas inmunes, según explicó hoy en Barcelona Felipe García, del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Clínic.

La vacuna experimental MVA-B, patentada por el CSIC y desarrollada por el equipo dirigido por Mariano Esteban, está basada en el subtipo B del VIH, el más frecuente en Europa y Estados Unidos, y utiliza cuatro antígenos --sustancias que desencadenan la formación de anticuerpos en el organismo-- modificados de esta variedad del virus para fomentar la activación de una respuesta inmunológica en el organismo.

Para introducir estos antígenos en el organismo, MVA-B se sirve de un vehículo transportador --el poxvirus MVA--, incapaz de multiplicarse en la células humanas, pero sí de producir los antígenos del VIH. Esteban explicó que es una versión modificada del virus vacunal empleado como vacuna en la erradicación de la viruela.

El investigador del CSIC explicó que el desarrollo de esta vacuna experimental se inició en 2000 y que, después de ser testada en modelos animales --ratones y monos-- y demostrar su seguridad y capacidad de inducir respuestas inmunes que protegen frente al virus de inmunodeficiencia del simio --similar al VIH--, iniciará su ensayo clínico en humanos no infectados, un proceso que consta de tres fases con una duración aproximada de diez años.

García advirtió de que "no se pueden levantar expectativas falsas" y recordó que en esta fase I se quiere comprobar que el organismo es capaz de generar respuestas defensivas frente a estas proteínas del VIH. Si la vacuna demostrara que es es capaz de generar defensas, en futuros ensayos (fases II y III) se podría comprobar si son eficaces en la lucha del organismo frente al VIH, evitando el desarrollo de la enfermedad.

El especialista del Clínic aseguró que los resultados de esta fase I pueden ser "muy buenos" y pasar a la fase II del ensayo, como también lo sería "aprender y volver al laboratorio para desarrollar otras vacunas más eficaces".

Los voluntarios de la fase I, con edades entre 18 y 55 años y con bajo riesgo de infección por el VIH, iniciarán el ensayo en enero y al último de los voluntarios se le administrará la primera dosis antes de junio de 2009 y durará un año. Los primeros resultados se podrían tener en mayo de 2010, según señaló Juan Carlos López Bernaldo de Quirós, de la Unidad de Enfermedades Infecciosas y VIH del Gregorio Marañón.

ESPAÑA "SE PONE A LA ALTURA"

El médico del Gregorio Marañón enfatizó que con este ensayo España "se pone a la altura" de otros países en investigación médica y que se enmarca en la línea de las nuevas vacunas que más que "absolutamente preventivas", buscan "protección del desarrollo de la enfermedad".

Los tres investigadores quisieron lanzar un mensaje de tranquilidad y subrayaron que, "en ningún caso", el ensayo puede provocar la infección por VIH, ya que no se utiliza el virus completo, sino solo alguna de sus partes.

Según los últimos datos de la Red de Ensayos sobre Vacunas de VIH (HTVN, en sus siglas en inglés), fechados en mayo de este año, en la actualidad se están desarrollando 15 ensayos clínicos con modelos de vacuna para el VIH. Sin embargo, hasta el momento, sólo ha sido posible completar las distintas fases del ensayo clínico en fase III en un prototipo, que concluyó con resultados insatisfactorios.

Esteban explicó que hay un ensayo en fase III en Tailandia, con 16.000 voluntarios, que se espera que "dé información importante". La vacuna es a partir de dos vectores que "fracasaron por separado".