México insiste en las "injustificadas" acciones tomadas por otros países porque no cumplen las reglas

Actualizado 12/05/2009 14:46:01 CET

Considera que la nueva gripe es una "amenaza global" que no se limita a una región o país y defiende la "transparencia" del Gobierno

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

La secretaria (ministra) de Relaciones Exteriores de México, Patricia Espinosa, insistió hoy en que las acciones que han tomado ciertos países con motivo del brote de la nueva gripe o gripe A (H1N1), como restricciones al movimiento de personas y ciertos productos, son "injustificadas" porque, según afirmó, "no cumplen las reglas de comercio mundial y no tienen base científica".

En un desayuno informativo en la Casa de América de Madrid, Espinosa consideró que este nuevo virus que se detectó a finales de abril es una "amenaza global" que no se limita a una región del mundo o a un país en concreto, por lo que hizo hincapié en que la cooperación internacional es el "único medio para hacer frente a la infección".

La secretaria también remarcó que el Gobierno mexicano ha demostrado "estar preparado" para combatir la propagación del virus, como se ha visto con las medidas excepcionales que se aplicaron desde el primer momento, tales como las que decidió el propio Ejecutivo de Felipe Calderón o las recomendaciones que iba dando la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Asimismo, Espinosa destacó la "ejemplar" respuesta del pueblo mexicano a todas estas medidas, como fue la suspensión de la actividad económica, sobre todo en la capital, o la suspensión de las clases en todo el país, todas ellas novedosas que no se habían tomado nunca antes de forma tan extendida.

En este sentido, también defendió la "transparencia" demostrada en todo momento por el Gobierno mexicano desde que se tuvo conocimiento de la existencia del virus H1N1. "Desde el primer momento, México ha contado al mundo los resultados con los que ya cuenta. Las acciones gubernamentales han tenido efecto", explicó.

Por todo ello, Espinosa apuntó que las restricciones al tránsito de individuos y bienes aplicadas por países como China o Rusia "no son efectivas", tal y como, recordó, ha manifestado la OMS en más de una ocasión.

Además, subrayó que "una buena proporción" de los más de 1.300 casos de nueva gripe que se han confirmado en México no han sido graves, ya que en muchos de ellos la infección "se trató a tiempo" y ya se ha demostrado que los antiretrovirales que se están utilizando contra esta enfermedad son efectivos. Y también afirmó que la mayoría de los fallecimientos a causa de esta gripe se produjeron antes del hallazgo del virus.

A pesar de las restricciones aplicadas por algunos países, la secretaria de Relaciones Exteriores agradeció el respaldo generalizado de la comunidad internacional y especialmente el "apoyo generoso e importante" procedente de España, tanto en el plano político como en el de cooperación con la donación de material sanitario como mascarillas o guantes.

Por su parte, el investigador biomédico Adolfo Martínez Palomo, quien acompaña a la ministra mexicana, aseguró que la epidemia de nueva gripe es "seria, pero no grave" que ha supuesto para México una "experiencia muy traumática, aunque también desconocida".

Este desconocimiento es una de las razones que dio Martínez Palomo a la rápida extensión del virus en México y a que este país sea el que más fallecimientos haya registrado hasta el momento. Según explicó, las autoridades no conocían la existencia de un nuevo virus y dado que, por razones que se desconocen, esta gripe afecta más a los jóvenes, este sector de la población es más despreocupado a la hora de tratarse enfermedades.

En muchos de estos casos, cuando se decidían a acudir al médico ya era tarde y los antiretrovirales no funcionaron. Asimismo, indicó que muchos pacientes que murieron presentaban otras dolencias, sobre todo obesidad, diabetes o hipertensión.

"EPIDEMIA DE DESINFORMACIÓN"

A juicio del doctor, después de que se conocieran los primeros casos de nueva gripe ha habido una "epidemia de desinformación y exageración" que ha llevado a que algunos países que han aplicado restricciones se hayan "sobrepasado".

Los daños sufridos por la economía mexicana, sobre todo en sectores tan importantes como el turismo y el comercio, ha sido otra de las consecuencias del brote de gripe A. En este sentido, la secretaria de Relaciones Exteriores garantizó la puesta en marcha de diferentes programas de impulso que incluyen una "campaña más activa" de información, la continuidad en la política de "transparencia" para llevar "confianza sobre la capacidad institucional de México", así como acciones específicas en cada país a través de las embajadas.

Por otro lado, mencionó los planes económicos dispuestos por la Secretaría de Hacienda, en los que se hará especial hincapié en las industrias que se han visto más afectadas, mientras que el turismo, uno de los sectores punta de la economía mexicana, también se verá beneficiado por medidas específicas para intentar dar un nuevo impulso y que México sea visto de nuevo como un destino vacacional preferente.