Estudio en México

La gripe A es más común en jóvenes pero más letal en mayores

Reuters
Actualizado 12/11/2009 12:10:30 CET

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un estudio del Instituto de la Seguridad Social de México sobre los casos mexicanos de gripe A muestra que aunque los niños y los menores de 39 años son los más propensos a la infección, las mayores tasas de mortalidad se dan entre las personas mayores. El trabajo se publica en en la edición digital de la revista 'The Lancet'.

Los autores analizaron información recopilada del sistema de vigilancia de la gripe entre el 28 de abril y el 31 de julio de 2009 sobre pacientes con enfermedad parecida a la gripe que fueron atendidos en clínicas de la red del Instituto de la Seguridad Social mexicano.

Los resultados mostraron que hasta el 31 de julio se habían detectado 63.479 casos susceptibles de gripe y se confirmaron 6.945 de casos de H1N1. De estos, el 92 por ciento eran pacientes externos y el 7 por ciento fue hospitalizado y sobrevivió y menos del 1 por ciento falleció. Las personas de entre 10 y 39 años eran las más afectadas al alcanzar el 56 por ciento de los casos.

Las tasas de mortalidad mostraron que el mayor riesgo lo padecían los mayores de 70 años con un 10,3 por ciento, mientras que los menores de entre 10 y 19 años tenían la tasa más baja, de un 0,2 por ciento.

El riesgo de infección disminuía en un 35 por ciento en aquellos que se habían vacunado de la gripe estacional. Cada día de retraso en la admisión hospitalaria después del cuarto día del inicio de los síntomas aumentaba el riesgo de mortalidad casi el 20 por ciento y la presencia de enfermedades crónicas en una persona multiplicaba por seis su riesgo de mortalidad.

Los autores apuntan que las mujeres embarazadas constituían el 6 por ciento de las muertes, una tasa ligeramente inferior a la descubierta en los Estados Unidos del 8 por ciento durante un periodo similar de tiempo.

Según los investigadores, esto se podría deber a que las mujeres embarazadas trabajadoras fueron enviadas a casa durante el pico de la pandemia. Los autores consideran que en este grupo el tratamiento debe comenzar de inmediato tras el inicio de los síntomas y que la vacunación durante el embarazo no está contraindicada.

Los investigadores señalan que la protección contra la gripe H1N1 mediante la vacuna de la gripe estacional es controvertida y señalan que la población mexicana que ha recibido la vacunación para la gripe estacional desde 1977, incluyendo componentes del H1N1, podrían beneficiarse de la inmunidad cruzada.

La alta incidencia de la infección en las personas jóvenes muestra no sólo una exposición diferente asociada a sus actividades diarias sino también que los mayores de 60 años podrían tener cierta inmunidad frente al virus H1N1.

La conclusión de los investigadores es que aunque la gripe A se ha expandido a 168 países y territorios de todo el mundo no ha alcanzado las dimensiones de su predecesora de 1918 y que esta pandemia podría no ser la esperada pero que el virus sigue evolucionando y la amenaza continúa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter