El proceso de sustitución estará finalizado antes de cinco años

Luz verde a la tarjeta sanitaria individual e interoperable en toda España

Actualizado 20/09/2013 18:51:20 CET
Soraya Sáenz de Santamaría en Moncloa
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Todos los ciudadanos usuarios del Sistema Nacional de Salud (SNS) dispondrán de una tarjeta sanitaria individual con una serie de datos básicos y un código de identificación personal que permitirá que sea interoperable en todas las comunidades autónomas, según ha informado el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que afirma que el proceso de sustitución estará finalizado antes de cinco años.

   La medida, que ha sido aprobada mediante Real Decreto este viernes en Consejo de Ministros y que fue anunciada el pasado miércoles por la ministra del ramo, Ana Mato, permitirá cumplir la Ley de Cohesión y Calidad, de 2003, que establece que los ciudadanos tienen derecho a recibir en cualquier comunidad autónoma asistencia en las mismas condiciones que en la suya de residencia.

    La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, anunciaba la aprobación en la rueda de prensa posterior al Consejo, e informaba de que con esta nueva tarjeta, que tendrá un formado "común y homogéneo", se podrá crear una base de datos con la historia clínica del paciente a la que se podrá acceder "desde cualquier lugar".

   Además, a través de ella, los profesionales médicos, "sean de la comunidad autónoma que sean", podrán expedir y aumentar el número de recetas electrónicas que se aplican en España.

   "Esta medida es un elemento básico para garantizar la sanidad en España pero, además, es un elemento de reforma de las Administraciones públicas porque contribuye a un mejor servicio en todo el territorio nacional y a una mayor racionalización", ha destacado la vicepresidenta del Gobierno.

   Además, informa Sanidad, "se estima que cuatro millones de españoles reciben cada año atención sanitaria en una comunidad autónoma distinta a la suya",  una situación "reflejaba cierto desorden", señalaba Mato esta semana.

INCLUIRÁN UNA SERIE DE DATOS BÁSICOS COMUNES

   Así, han establecido que las actuales tarjetas sean sustituidas con motivo de su renovación por cualquier causa por la nuevas, que entre las novedades incluirán una serie de datos básicos comunes y estarán vinculadas a un código de identificación personal único para cada ciudadano del SNS.

   Además podrán incorporar el número de DNI de su titular o, en el caso de extranjeros, su número de identidad de extranjeros, el número de la Seguridad Social, la fecha de caducidad o el número de teléfono de atención de urgencias sanitarias. Igualmente se podrá incluir una fotografía del titular de la tarjeta sanitaria.

   Otra novedad es que, a instancias de parte o de oficio en aquellas administraciones sanitarias que así lo prevean en su normativa, en el ángulo inferior derecho de la tarjeta sanitaria se grabarán, en braille, los caracteres 'TSI' (Tarjeta Sanitaria Individual).

   El Ministerio será el encargado de establecer los requisitos y estándares necesarios sobre los dispositivos que las tarjetas incorporen y las aplicaciones que las traten deberán permitir que la lectura y comprobación de los datos sea técnicamente posible en todas las comunidades.

UN PASO MÁS PARA LA 'E-SALUD'

   El Decreto aprobado es fruto del acuerdo de todos los consejeros de Sanidad autonómicos, que el 29 de febrero de 2012 dieron el visto bueno a la propuesta de criterios básicos de formato de la tarjeta sanitaria del Sistema Nacional de Salud. De este modo, además, se cumple lo estipulado en el Real Decreto-Ley 9/2011, en el que se recoge que el Gobierno, en coordinación con las Comunidades Autónomas, "establecerá el formato único y común de tarjeta sanitaria válido para todo el Sistema Nacional de Salud".

   Desde Sanidad recuerdan que el formato único de la tarjeta sanitaria individual supone un paso más en la implantación de la 'e-Salud', donde Sanidad ya trabaja en la completa implantación de la receta electrónica y de la historia clínica digital. En la actualidad, "20 millones de españoles están ya en la base de datos de la historia clínica digital, y el 61,5% de las recetas médicas que se expiden lo hacen en formato electrónico", señalan.

   Asimismo, adoptar el formato único de la tarjeta sanitaria permitirá la identificación del SNS español, "necesaria para el proyecto europeo de interoperabilidad de la información clínica y para la adecuada implantación de la tarjeta sanitaria europea, para la circulación de los pacientes por la UE", además de ser "elemento de garantía para la ciudadanía del ejercicio del derecho a la protección de la salud en todo el Estado".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter