El Gobierno advierte que el riesgo de la gripe aviar aumentará tras el verano por una nueva ola migratoria

Actualizado 01/06/2006 14:44:31 CET

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Interministerial para el Seguimiento de la Gripe Aviar, reunida hoy en La Moncloa, advirtió que pese a la disminución de casos de aves infectadas en el entorno europeo, una vez que culmine el verano y se registre un nuevo movimiento migratorio, aumentará el riesgo de aparición de nuevos casos.

Tras el encuentro, el Ministerio de la Presidencia emitió un comunicado que sostiene que "lo previsible es que durante el verano el riesgo de aparición de casos de gripe aviar en Europa se mantenga en un nivel bajo, que sólo volverá a repuntar cuando finalice la época estival y se produzca el movimiento migratorio de aves que vuelven del norte de Europa".

En la reunión, de la que participaron los distintos departamentos que componen la comisión, se analizaron los mecanismos de vigilancia y los dispositivos preparados para actuar en caso de detección del virus y se llegó a la conclusión -según afirma la misma fuente- que todos los mecanismos de control y actuación "se mantienen alertas".

En ese sentido asegura que "se establecieron los sistemas de coordinación para garantizar una actuación unificada y complementaria entre el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas".

Respecto del control de los productos avícolas que ingresan al país, la comisión informó que desde principios de año, se realizaron controles en 178.000 contenedores pero "no se ha detectado ninguna anormalidad relacionada con la gripe aviar".

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación presentó a la Comisión Europea, para su cofinanciación, las medidas para compensar al sector avícola por las pérdidas económicas que pudieran haber sufrido por la desconfianza de los consumidores ante el posible contagio de la enfermedad.