El futuro del VIH/sida pasa por la individualización de los tratamientos

Actualizado 15/11/2006 23:00:04 CET

GLASGOW (REINO UNIDO), 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El futuro de la lucha contra el VIH/sida pasa por la individualización de los tratamientos para cada paciente, el ajuste de los diferentes abanicos farmacológicos existentes al ritmo de vida del paciente y el establecimiento de las dosis en función de la constitución genética, según manifestó hoy el doctor del Hospital General Universitario de Valencia Enrique Ortega en el marco del VIII Congreso Internacional sobre terapias farmacéuticas para infecciones VIH, que se celebra estos días en Glasgow (Escocia).

Asimismo, el doctor del Hospital Clínic de Barcelona Josep Mallolas habló de la necesidad de hacer "un traje a medida", teniendo en cuenta que no todos los pacientes absorben o metabolizan del mismo modo los fármacos, y manifestó que es "muy bueno tener el arsenal terapéutico que posibilite muchas opciones; así dependiendo del paciente se usará uno u otro". Si además se contase con el aval de la farmacocinética, sería según el experto "definitivo".

Este tipo de tratamientos individualizados, indicó Mallolas, implican que una misma sustancia no debe darse por igual a todo el mundo, algo que "explicaría por qué hay gente que fracasa y gente a la que le va bien" con el mismo tratamiento. "Si tuviéramos una batería inicial farmacogenómica del paciente, sabríamos de primera mano, que tipo de tratamiento le sería más adecuado" añadió. Conocer el perfil genético del paciente sirve para conocer que dosis mínima sería efectiva para cada paciente, según Ortega.

Por ejemplo, con estudios de farmacocinética se sabe que la población española tiene unas características específicas, lo que explica que en nuestro país las pautas administradas una vez al día sean más sencillas de utilizar, más cómodas y mucho más baratas que las otras opciones, aunque según los expertos, no hay que fijarse sólo en el nivel de masa corporal para ajustar la dosis de un paciente, ya que "hay muchos factores que deben influir en ello".

Además, el perfil de los lípidos es muy importante, es un valor más a tener en cuenta. "Cuanto menor sea su incidencia sobre el incremento en los niveles de lípidos, mejor", señaló, si bien precisó que éste tampoco debe ser el criterio único para decidir si se emplea un tratamiento u otro, según Mallolas.

En la opinión del doctor del Hospital General de Alicante Ximo Portilla, lo "realmente importante" es que toda "terapia de rescate planteé suprimir de nuevo la carga viral". Según Portilla, tenemos "armamento suficiente" entre los fármacos antirretrovirales para conseguir de nuevo la indetectabilidad de la carga viral del paciente y recuperar su inmunidad, "de modo que éste no progrese a sida y no muera".

En referencia al tratamiento con 'enfuvirtida', comercializado por Roche como "Fuzeon", el experto manifestó que la reticencia inicial a este fármaco, (el primero suministrado de forma intravenosa), parte de los médicos que "no se atrevían a indicarlo pensando que los pacientes no aceptarían inyectarse dos veces al día".

Sin embargo, Portilla afirma que se está cerca de conseguir fármacos intravenosos subcutáneos antirretrovirales que puedan inyectarse una o dos veces por semana. Las recomendaciones del Grupo Español de Sida (GESIDA) y las internacionales indican que hay que conseguir la indetectabilidad de la carga viral en las terapias y que se debe saltar esa barrera de cierto proteccionismo para los pacientes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter