Francia alertará a 7.500 pacientes que se sometieron a ecografías en centros radiológicos de dudosa higiene

Actualizado 23/01/2008 13:12:29 CET

PARÍS, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio francés de Sanidad se pondrá en contacto con unos 7.500 pacientes que, entre 2006 y 2007, se sometieron a una ecografía o una mamografía en cinco centros radiológicos del norte de Francia en los que las condiciones higiénicas eran más que dudosas, según revela el semanario galo 'L' Express' en su página web.

El responsable de los gabinetes médicos, el doctor belga Farid Alsaïd, fue suspendido de actividad el pasado 7 de diciembre de 2007 por orden del prefecto (delegado del Gobierno) del Departamento de Aisne, en la región de Picardía al detectarse disfunciones graves que están siendo investigadas por los ministerio de Sanidad y Justicia, y por el Colegio oficial de médicos.

Las sospechas giran en torno a posibles fraudes a la Seguridad Social, irregularidades en el diagnóstico de cáncer de mama y ausencia de las reglas elementales de higiene. Entre los numerosos pacientes que frecuentaban estos gabinetes radiológicos figuran mujeres embarazadas y hombres afectados por cáncer de próstata.

Según Alain-Michel Ceretti, presidente de la Misión de información para la seguridad sanitaria, se trata de la mayor alerta lanzada a pacientes de centros médicos urbanos jamás realizada en Francia.

Los inspectores de la direcciones departamentales de Asuntos Sociales del Norte de Aisne, que entraron simultáneamente el pasado 5 de diciembre en las cinco sucursales del Centro médico --Wattignies, Anzin, Haumont, Fourmies e Hirson-- descubrieron que no había ni siquiera el desinfectante indispensable para limpiar la sonda usada entre sesión y sesión ecográfica.

Todo parece indicar que el personal sanitario se limitaba a pasar un trapo por el instrumental y que la sonda no estaba siempre cubierta con un preservativo durante los exámenes, como es preceptivo.

En cuanto al riesgo de infección, de momento no se sabe gran cosa y la literatura científica internacional sólo menciona cuatro casos detectados en Estados Unidos tras un examen de próstata. No obstante, según el director general de Sanidad, Didier Houssin, el riesgo es escaso en el caso del sida o la hepatitis C, pero puede ser más alto en cuanto a la hepatitis B.

Ahora el ministerio espera recibir en cinco días, el lunes 28 de enero, el informe del Instituto de Vigilancia Sanitaria (IVS), centro en el que el experto asignado al caso, Bruno Coignard, estudia todas las enfermedades de transmisión sexual, incluído el herpes, la sífilis o el cáncer de cuello de útero.

SIN AUTORIZACIÓN

Por otro lado, los servicios de los seguros médicos han revisado minuciosamente las actividades del doctor Alsaïd y han descubierto que practicaba diagnósticos de cáncer de mama sin tener autorización oficial. Por eso, para revisar el diagnóstico, el Ministerio convocará a 6.000 pacientes que se hicieron una mamografía o una radiografía de tórax en los gabinetes de Alsaïd.

El radiólogo, belga de origen sirio de 52 años, se instaló en Hirson (Aisne) en 1996 junto a dos colegas franceses pero la asociación se disolvió en 2001 por diferencias financieras y el doctor Alsaïd se trasladó a Fourmies. El facultativo ha negado siempre falta de higiene en sus locales y la suspensión de actividad será reexaminada el próximo 6 de febrero en Amiens por el Colegio oficial de Médicos.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.