Según el Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España

La Fisioterapia en salud mental mejora la situación física de los que padecen algún trastorno

Costaleros Y Fisioterapeutas En El Centro De Atención Al Costalero De Córdoba
EUROPA PRESS/COLEGIO DE FISIOTERAPEUTAS
Actualizado 10/10/2012 19:20:08 CET

MADRID, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fisioterapia en Salud Mental contribuye a mejorar las capacidades funcionales de personas que, debido a la medicación y la patología de los problemas mentales, están más predispuestas a sufrir problemas neuromusculares, ostearticulares y psicomotrices, asegura el Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE) con motivo de la celebración del Día Mundial de la Salud mental, que tiene lugar este miércoles.

"Numerosos estudios evidencian los efectos positivos de la Fisioterapia en salud mental ante una gran variedad de alteraciones mentales como trastornos de la alimentación, depresión, esquizofrenia, alteraciones de la personalidad, demencias y Alzhéimer, autismo infantil, retraso intelectual, conductas adictivas y ansiedad", ha señalado la vocal del CGCFE Alicia Quintana.

Así, la Fisioterapia en salud mental es la encargada de reconocer y tratar problemas físicos de enfermedades mentales o derivados de ellas, prevenirlos y promocionar la salud física de los pacientes. "Incluye evaluación y tratamiento de pacientes con dolor, ansiedad, depresión, trastornos de personalidad, lesión cerebral adquirida, demencias, problemas de conducta, desordenes de la alimentación, adiciones, y otros problemas y afecciones mentales", ha explicado la vocal del CGCFE.

El ejercicio regular afecta al estado de ánimo y aumenta la autoestima. Según esta experta, los profesionales del sector son "capaces de valorar a las personas y diseñar un programa de ejercicio adaptado a sus necesidades, lo que ayudará a construir su salud mental y su bienestar físico".

Las técnicas utilizadas por los fisioterapeutas especialistas en salud mental son terapia psicomotora, masoterapia adaptada, estimulación multisensorial, actividad física adaptada, reeducación postural global, manejo del dolor agudo y crónico, técnicas de relajación, hidroterapia, terapia manual, ergonomía, terapia de conciencia corporal y psicomotora, estimulación basal y multisensorial.

A través de ellas, los profesionales tratan de prevenir complicaciones derivadas de la falta de actividad o del encamamiento prolongado, reducir síntomas secundarios al tratamiento farmacológico, aliviar síntomas músculo-esqueléticos, mejorar la calidad de vida de personas con trastorno mental así como tratar y promover el bienestar físico de los pacientes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter