SISTEMA SANITARIO

Las farmacias catalanas siguen sin cobrar su última factura

Farmacia
EUROPA PRESS
Actualizado 10/10/2012 19:21:34 CET

BARCELONA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las 3.000 farmacias que existen en Cataluña siguen sin cobrar este miércoles su última factura, unos 99 millones de euros correspondientes al mes de julio, a pesar de que la Generalitat ha recibido este martes 568 millones del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

En declaraciones a Europa Press, el tesorero del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona (COFB), Joan Calduch, ha mostrado la "indignación" del gremio, especialmente porque no existe un calendario ni "ningún tipo de compromiso" para abonar la factura pendiente.

Fuentes de la Conselleria de Salud de la Generalitat, por su parte, han confirmado este extremo y han asegurado que el pago se encuentra en trámite y que se hará efectivo "lo antes posible".

Calduch ha subrayado además la "perplejidad" de los farmacéuticos, que este miércoles deben afrontar el vencimiento de diversas facturas, y ha confirmado que están estudiando recurrir en vía judicial los retrasos, ya que ello les obliga a seguir endeudándose y tener que hacer frente a los intereses que se generan.

"Contactamos con la Conselleria de Salud cada día", ha insistido, con llamadas directas del presidente del Consejo de Colegios Farmacéuticos de Catalunya, Jordi de Dalmases, para determinar cuándo se producirá el pago, también este miércoles, y a pesar de ello todavía no saber cuándo cobrarán.

La queja de los farmacéuticos tiene una carga de profundidad extra, ya que desde el mes de junio se han visto obligadas a aplicar el euro por receta decretado por la Generalitat y el aumento del copago farmacéutico del Gobierno --esta última medida en fases sucesivas--, lo que les ha generado un mayor trabajo y tener que hacer frente a las quejas de los ciudadanos.

"Hemos colaborado muy intensamente con la Administración", ha señalado Calduch, y ésta sin embargo pospone los pagos más de cinco días desde la fecha límite, precisamente cuando ya se han implantado los nuevos modelos --la Generalitat adeuda los conciertos sanitarios, educativos y sociales del mes de julio, mes en el que sin embargo sí pago a las farmacias--.

Con todo ello, las farmacias cobran a día de hoy con una media de 85 días de retraso desde que dispensan un medicamento, desde que ya el año pasado el Govern pospusiera unos 30 días el plazo de cobro --de hecho todavía están pendientes de cobro unos 90 millones del mes de agosto y la factura que se ha generado en septiembre--.

"Con esta informalidad no se puede ir a ningún lugar, no se puede iniciar ningún proyecto de futuro. Si no somos serios con esto, más vale que dejemos de lado lo demás", ha insistido Calduch.

De Dalmases ya señaló el pasado día 5, día habitual de cobro, que el 12% de las farmacias catalanas ya no tienen ninguna capacidad crediticia para subsistir, en un contexto en el que la facturación de las boticas ha caído entre un 30% y un 40% desde el inicio de la crisis.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter