Farmacéuticos de Cáceres se forman sobre detección precoz de la DMAE, principal causa de ceguera en mayores de 50 años

Actualizado 09/06/2010 18:10:27 CET

Cerca de 40.000 extremeños podrían sufrir esta patología, ya que Extremadura es una de las regiones "más envejecidas", según Pfizer

CÁCERES, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los farmacéuticos de Cáceres recibirán mañana formación para ayudar en la detección precoz de la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) desde la oficina de farmacia, ya que constituye la principal causa de ceguera en personas mayores de 50 años.

Esta iniciativa, que forma parte de un programa de formación nacional puesto en marcha por Pfizer con la colaboración del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cáceres y que ha visitado ya las ciudades de Badajoz y Plasencia, persigue ayudar a la detección precoz de esta patología, cuya incidencia se prevé que se triplique en los próximos años, según datos de la OMS.

Los farmacéuticos recibirán documentación específica de la enfermedad y elementos instrumentales, como la rejilla de Amsler, un "sencillo" test que les permitirá realizar una evaluación de la vista e identificar un problema ocular que tendrá que ser diagnosticado posteriormente por un especialista, ya que éste es el "único que puede hacer un diagnóstico preciso, instaurar el tratamiento y hacer seguimiento de los pacientes".

Según informó Pfizer en nota de prensa, el envejecimiento de la población como un factor responsable del aumento del número de casos, "pone de relieve la importancia de un diagnóstico precoz especialmente en Extremadura, por ser una de las regiones más envejecidas de España con cerca de 200.000 personas mayores de 65 años".

Se estima que la DMAE afecta entre un 15-20 por ciento en las personas por encima de los 65, lo que supondría que cerca de 40.000 extremeños podría sufrirla. De estos pacientes, el 85 por ciento padecería una DMAE Seca y el 15 por ciento restante, una DMAE húmeda.

El doctor Sánchez Trancón, oftalmólogo y responsable de la sesión informativa aseguró que "los pacientes, y especialmente las personas mayores, mantienen una relación cercana con el farmacéutico, cuya visita representa una oportunidad clave para realizar una detección precoz de la DMAE y derivar al especialista".

Algunos de los síntomas que podrían indicar que una persona padece DMAE serían: palabras borrosas, áreas oscuras en el centro visual, líneas rectas distorsionadas, problemas para detallar y necesidad de iluminación cada vez mayor.

RETRASAR SU EVOLUCIÓN

Pfizer señaló que la DMAE seca es la forma más común, con un desarrollo lento a lo largo de los años. A pesar de que no tiene cura, existe un tratamiento preventivo que puede frenar su evolución.

En palabras del doctor Trancón, "existen estudios que demuestran que el uso de suplementos a base de antioxidantes puede ayudar a que la enfermedad no siga avanzando y que no se llegue a estropear la mácula y se produzca una pérdida progresiva de la visión".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter