La FADSP avisa de que el Hospital Carlos III "ni siquiera cuenta ya con un laboratorio" de análisis de muestras

Actualizado 04/07/2015 14:43:28 CET

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha advertido de que el Hospital Carlos III de Madrid no ha sido objeto de "actuaciones de recuperación" como hospital de infecciosos y de que "ni siquiera cuenta ya con un laboratorio" de análisis de muestras.

Así lo ha denunciado la federación en un comunicado, después de conocerse que el hermano de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios Manuel García Viejo, infectado por ébola en Sierra Leona, podría ser tratado en el complejo hospitalario La Paz - Carlos III, una vez sea repatriado a España.

"Desgraciadamente, desde el caso anterior de ébola atendido en el Hospital Carlos III, no se han llevado a cabo actuaciones de recuperación de las características del mismo y así se vuelve a tratar un caso de un virus muy agresivo en un hospital que ni siquiera cuenta ya con un laboratorio capacitado para analizar muestras", ha indicado la federación.

Para la federación, la política de "privatización del sistema sanitario público llevada a cabo por el PP, con criterios sólo económicos, lleva a desastres como desmantelamiento del Hospital Carlos III como hospital de infecciosos", lo que, a su juicio, supone "un grave riesgo para el abordaje de situaciones epidémicas".

Dicho esto, la FADSP ha indicado que mientras no se controle la epidemia de ébola en África, la probabilidad de que la enfermedad llegue a España "continua estando presente".

Por otra parte, espera que en el caso de García Viejo "se tenga prudencia antes de importar y autorizar la utilización de un medicamento de composición desconocida, del que se tiene una experiencia mínima en humanos".

"No ha seguido los ensayos clínicos precisos, por lo que se desconocen sus posibles efectos secundarios y su eficacia real en personas", ha alertado la federación, en alusión al medicamento utilizado en el padre Miguel Pajares, quien finalmente falleció como consecuencia del virus del ébola.

Por todo ello, ha exigido "información sobre los costes de la operación de repatriación" y el mantenimiento del Hospital Carlos III como hospital de tratamiento de enfermedades infecciosas y tropicales, su dotación completa para poder abordar estas enfermedades, así como "una explicación de por qué se intentó prescindir de un centro de estas características".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter