La FAD no ve mal las sanciones a padres de menores que beban, pero pide un plan integral ante un problema "tan complejo"

Alcohol
PIXABAY - Archivo
Publicado 18/04/2018 17:48:16CET

MADRID, 18 Abr. (EUROPA) -

El vicepresidente de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), Ignacio Calderón, no se muestra contrario a que se incluyan sanciones a los padres de los menores que beban alcohol de manera reincidente, tal y como establece el informe que sienta las bases de la futura Ley contra el consumo de alcohol en menores, sin embargo cree que debe haber un plan integral que implique a toda la sociedad ante un "fenómeno tan complejo y difícil".

"La ley hace lo que puede y establece niveles de sanción, intenta poner límites, intenta que los padres respondan, lógicamente, de las conductas de sus hijos cuando son reiteradas. Todo esto está bien pero esto para mi debe ser dentro de un paquete global donde se implique a la sociedad, desde la sociedad civil hasta las administraciones, en un plan de acción conjunto", entrevista a Europa Press.

Del mismo modo, le parece destacable que los padres puedan evitar la multa realizando actividades reeducativas sus hijos, porque, "de alguna manera, se está aceptando la importancia de la educación en el conocimiento de los padres de cara al papel que tiene que hacer con sus hijos".

No obstante, Calderón se muestra a favor de desarrollar iniciativas que eduquen a los padres para que ellos eduquen a sus hijos desde pequeños, "para darles una preparación en valores que les permita llegar a la toma de decisiones con una preparación que les haga tener solvencia frente a la realidad".

En su opinión, "nos equivocamos en darle a la Ley más expectativas de las que puede tener", además cree, en referencia a las sanciones, que "el palo vale pero cuando no hay más remedio", y "si sólo existe una ley sancionadora arreglaremos poco".

"Un fenómeno tan complejo y difícil como es el de regular el consumo de alcohol en menores en un país como el nuestro, en una situación como la actual, con los niveles que hay y un estilo de vida, no se arregla con una medida", añade.

Así, cree que se trata de "una realidad de una enorme complejidad", a la que "hay que empezar a ponerle un freno" ante los datos "salvajes" del consumo en menores. Por tanto, "la Ley es necesaria pero lo importante es tener un plan integral que contemple acciones, en las cuales la ley es la que establezca sanciones, porque su papel es de norma limitadora".

Desde la FAD se propone un plan de acción familiar, escolar, desde los medios de comunicación y las Administración, "que todos participemos activamente", porque "la mejor Ley que existe, sin lugar a duda, es la educación", ya que "cuando hay un nivel de educación la leyes son menos importantes porque hay autorregulación".