Factores culturales y religiosos, entre las razones del déficit de vitamina D

Burka
PIXABAY
Publicado 25/06/2018 14:56:22CET

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Hay personas que, "por motivos religiosos o culturales, cubren con ropa la totalidad de su piel", lo que ·inevitablemente provoca una menor exposición solar y mayor riesgo de déficit de vitamina D", ha señalado la doctora María Cortés Berdonces, del departamento de Endocrinología y Nutrición Clínica del Hospital Quironsalud Ruber Juan Bravo.

La principal fuente de vitamina D proviene de su formación a partir de la exposición solar y gracias a la acción de los rayos ultravioleta B en la piel. Por eso, cualquier barrera a la acción de los rayos ultravioleta puede dificultar la síntesis de esta vitamina y puede favorecer su déficit o hipovitaminosis D, han explicado desde Hospital Quironsalud Ruber Juan Bravo.

Por esta razón, el papel de barrera de la ropa ha sido estudiado como un factor importante que puede influir en los niveles de vitamina D. En concreto, en un estudio reciente ha medido la elevación de vitamina D3 como respuesta a la radiación UV-B en personas con prendas hechas de algodón, lana o poliéster en colores blanco y negro y se observó cómo con cualquier tela se deteriora significativamente la formación de vitamina D tras fotoestimulación.

Otro estudio ha revelado que las jóvenes que vestían con ropa de estilo musulmán, cubriendo la totalidad del cuerpo, salvo la cara y manos, presentaban una mayor prevalencia de déficit de vitamina D, un 55 por ciento frente al 20 por ciento de las que no se cubrían. Además, el estado de vitamina D se correlacionaba inversamente con el tiempo que llevaban vistiendo ese estilo de ropa.

"En paralelo, se ha visto una alta prevalencia de déficit de vitamina D en mujeres embarazadas que usaban burka y, al mismo tiempo, entre las personas turcas que se cubren con ropa o en mujeres jordanas que usaban velo, hiyab o niqab", ha avanzdo la doctora Cortés.

Por esta razón, los expertos han advertido que las personas que, por razones culturales o religiosas, cubren la totalidad de su piel, tienen más riesgo de presentar un déficit de vitamina D, por lo que sería bueno valorar la posibilidad de medir los niveles en sangre para detectar cualquier posible alteración. Ya en caso de confirmarse un déficit, la mejor opción según los especialistas es la suplementación, que puede pautarse de manera diaria, semanal, mensual o bimensual.

"A la hora de tratar debemos tener en cuenta que el calcifediol es más potente para elevar concentraciones séricas de 25OHD", avanza la doctora Cortés, quien continúa argumentando que "la suplementación de vitamina D con calcifediol es una buena medida para hacer frente al déficit de esta vitamina, ya que presentaciones como las cápsulas blandas resultan formas de administración especialmente cómodas".

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.