Extremadura representa en materia sanitaria a las CCAA en el Consejo de la UE durante el segundo semestre del año

Rueda de prensa del consejero de Sanidad, José María Vergeles
EUROPA PRESS
Publicado 16/07/2018 10:34:19CET

MÉRIDA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

La consejería de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura, a través de la dirección general de Planificación, Formación y Calidad Sanitarias y Sociosanitarias, asume durante el segundo semestre de 2018, la representación y coordinación de la participación de las comunidades autónomas en el Consejo de la Unión Europea -Consejo de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumo (EPSCO)-, en materia de Sanidad.

Esta participación directa de las comunidades autónomas en las diferentes formaciones del Consejo de la UE y en sus respectivos grupos de trabajo, que se lleva a cabo partir de los Acuerdos de la Conferencia para Asuntos Relacionados con la Unión Europea (CARUE) en su reunión del 9 de diciembre de 2004, resulta "muy relevante", ya que "muchas de las decisiones que se adoptan en el seno de la Unión Europea afectan de una forma directa a competencias autonómicas, especialmente en el ámbito de la sanidad", indica la Junta en nota de prensa.

La representación autonómica en el Consejo, tanto en los grupos de trabajo como en las sesiones del Consejo de Ministros se hace en nombre de todas las comunidades autónomas, sujetándose, en todo caso, a la afectación de competencias autonómicas.

Esta supone una serie de actuaciones como recibir la documentación de los asuntos que afecten a las competencias autonómicas; asistir a las reuniones formando parte de la delegación española; intervenir en las reuniones así como generar documentos de trabajo destinados a la discusión con el resto de Comunidades Autónomas y el Ministerio de Sanidad y, en su caso, adopción de una posición común.

Durante el segundo semestre de 2018 la Presidencia del Consejo corresponde a Austria, quien ha fijado como prioridades en materia de salud. Se trata de una propuesta legislativa de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (ETS), que se empezó a discutir durante la presidencia búlgara en el primer semestre de 2018.

Sus objetivos principales son contribuir a un nivel de protección elevado de la salud humana, mejorar la disponibilidad de tecnologías sanitarias innovadoras para los pacientes de la UE, reducir la duplicación de esfuerzos de los organismos y la industria de ETS y garantizar la sostenibilidad a largo plazo de la cooperación de la UE en materia de ETS.

Por otro lado, una recomendación del Consejo sobre vacunaciones, con la que se pretende una acción conjunta encaminada a aumentar la cobertura de la vacunación y garantizar que todas las personas de la Unión Europea tengan acceso a vacunas, lo que reducirá las desigualdades y las carencias en materia de vacunación.

También se preparará la Conferencia de las Partes del Tabaco (Framework Convention on Tobacco Control - FCTC). Esta es una cuestión de "especial interés" para Extremadura, que tendrá lugar en Ginebra a primeros de octubre.

El semestre culminará con una reunión en Bruselas, del Consejo de Empleo, Política Social, Salud y Asuntos del Consumidor (EPSCO) en el mes de diciembre, al que está prevista la asistencia del consejero José María Vergeles, y en la que se prevé que se debatan los temas priorizados por la presidencia austriaca.

En concreto, los asuntos a debatir son una propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo sobre evaluación de tecnologías de la salud y por el que se modifica la Directiva 2011/24 / UE; otra propuesta de recomendación del Consejo sobre una cooperación reforzada contra las enfermedades prevenibles por vacunación y un Convenio marco de la OMS para el control del tabaco (CMCT).