Extremadura pide límites a la universalidad: estar empadronado al menos 2 años para poder ser trasplantado

Montón preside el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud
EDUARDO PARRA/EUROPA PRESS
Publicado 28/06/2018 11:50:56CET

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad de Extremadura, José María Vergeles, ha celebrado que "por fin" se hable "con rigor" de la vuelta de la universalidad de la atención sanitaria en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) que se celebra este jueves, pero ha reclamado poner "unas limitaciones", como que los residentes en España estén empadronados durante al menos dos años para poder ser trasplantados, y "evitar así el turismo de trasplantes".

Así lo ha indicado Vergeles a la entrada del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, donde hoy se reúnen los consejeros de las comunidades autónomas con la ministra, Carmen Montón, para abordar la recuperación de la asistencia sanitaria universal en España. El consejero extremeño ha manifestado que "espera mucho" de esta reunión para "hablar largo y tendido" sobre este asunto.

"Primero espero que todos nos pongamos de acuerdo en unos criterios homogéneos que no sean recurribles por el Gobierno de España como ha ocurrido hasta ahora, y que, al menos, en España todas las personas estén atendidas, no que cada comunidad autónoma se tenga que buscar la vida para atenderles, como hasta ahora", ha sostenido Vergeles, quien considera "muy positivo" que se hable de universalidad, porque "tiene mucho que ver con todo lo que ha inspirado al SNS, pero que fue cercenado por el Real Decreto-Ley 16/2012".

Así, se ha mostrado partidario de que se derogue "total o parcialmente" este Decreto "en todos sus aspectos", aunque ha reconocido que "habrá que abordarlos poco a poco y cómo hacerlo". Además, ha pedido que "se haga una reflexión" porque son "muchas" las comunidades autónomas con iniciativas legislativas "paradas" al respecto, lo que en su opinión "no es bueno para el país ni para su cohesión".

A pesar de su disposición a la vuelta de la universalidad, Vergeles ha reclamado que se hable "con rigor", por ejemplo, poniendo unas "limitaciones". Fundamente, ha pedido que los residentes en España estén empadronados durante al menos dos años para poder ser trasplantados. "Es algo sobre lo que tenemos que reflexionar para evitar el turismo de trasplantes, como recomienda la Organización Nacional de Trasplantes (ONT)", ha argumentado.

La segunda de esas limitaciones sería analizar qué ocurre con la asistencia en inmigrantes irregulares que, pese a que han sido reconocidos con el derecho a ser atendidos, salen de las fronteras de España. "¿Entra en marcha la Directiva 2011/24/UE sobre los derechos de los pacientes en la asistencia sanitaria transfronteriza o no? Europa nos dice que no deben entrar. Si no debe entrar que no entre", ha reflexionado el consejero extremeño.