Extremadura

El Grupo Socialista rechaza la creación de una empresa pública de ambulancias

Actualizado 01/06/2006 15:11:35 CET

MÉRIDA, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario Socialista rechazó una Proposición No de Ley presentada por el Grupo Mixto-IU en la que solicitaba la creación de una empresa pública de transporte de enfermos y accidentados en ambulancias, y que recibió igualmente el apoyo del Grupo Popular.

El diputado del Grupo Mixto-IU Cristóbal Guerrero defendió la creación de una empresa pública con un presupuesto adecuado para suministrar el servicio porque el consorcio privado de empresas de ambulancias que asume actualmente este servicio -según dijo- no cuenta con una dotación presupuestaria adecuada, lo que revierte negativamente en las condiciones laborales de los trabajadores.

Por ello, estimó que el servicio necesita la incorporación de al menos 400 trabajadores más a través de la creación de una empresa pública, que se sumaría a los 800 empleados que actualmente prestan este servicio a través del Consorcio de transporte sanitarios.

Dijo en este sentido que la aprobación de esta iniciativa supondría recuperar este servicio para la gestión pública con una dotación presupuestaria suficiente que garantice el transporte sanitario en condiciones adecuadas y acabe con la "sobreexplotación" de los trabajadores.

Además, rebatió la afirmación del diputados socialista Juan Manuel Hernández Sánchez, acerca de que es ya un servicio público, quien defendió en su turno que el actual servicio es el mejor posible en la actualidad, y aseguró que siempre ha sido y será un servicio público.

Igualmente, destacó que son los propios usuarios los que dan por bueno el sistema actual, de forma que el 97,5 por ciento de los encuestados afirman que el servicio de ambulancias fue correcto. En el turno de portavoces, Guerrero recordó que todas las empresas extremeñas se quejaron de la disminución y la insuficiencia presupuestaria destinada a este servicio.

Por su parte, la diputada popular Rosario Hontoria, dijo que desde 2003 se han ido aumentando las quejas de los trabajadores de las empresas del consorcio, y apuntó que las condiciones laborales son distintas en cada una de estas compañías.

Además, acusó al Gobierno regional de permitir que las nueve empresas que componen el consorcio actúen "sin ningún control" por parte del Sistema Extremeño de Salud (SES). Por todo ello, apostó por la creación de una empresa pública mixta, lo cual lo agradecerían -dijo- tanto los usuarios como los trabajadores.

Finalmente, el diputado socialista Hernández Sánchez recriminó a los populares que propongan una empresa pública para atender este servicio al mismo tiempo que el presidente regional del partido, Carlos Floriano, sostiene un lema por el que reclama menos "intervencionismo" por para de la Junta de Extremadura.

Reconoció que se ha producido un "desajuste" presupuestario debido al incremento del precio de los combustibles, pero defendió que el acuerdo adoptado con la creación del consorcio fue el adecuado, y que ha incorporado las necesidades de los usuarios, y anunció que cuando se firme un nuevo consorcio se incorporarán las nuevas necesidades.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.