Salud Extremadura

Extremadura garantiza que "ningún extremeño" se quedará sin medicamentos para la hepatitis C

Publicado 09/01/2015 13:07:08CET

Desde 2013 se han destinado casi 5 millones de euros a la financiación de nuevos fármacos contra esta enfermedad

MÉRIDA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

Extremadura garantiza que "ningún extremeño que lo necesite" se quedará sin medicamentos para tratar la hepatitis C, "mucho menos por motivos de tipo económico".

En nota de prensa, el Gobierno de Extremadura ha indicado que todos los enfermos de hepatitis C en la comunidad tienen acceso a "todas las novedades terapéuticas" para el tratamiento de esta dolencia crónica e igualmente "tendrán a su disposición los nuevos fármacos que se incorporarán este año".

"Nuestra prioridad es que los extremeños cuenten con los medicamentos más novedosos sea cual sea su enfermedad", ha añadido el Gobierno regional, al tiempo que ha recalcado que estos fármacos contra la hepatitis C, igual el resto de los que se administran en la región, se prescribirán electrónicamente.

Asimismo, el Ejecutivo regional ha precisado que el "esfuerzo" realizado por el Gobierno extremeño para la atención de los enfermos de la hepatitis C "no se circunscribe únicamente al terreno farmacéutico".

En este sentido, la administración autonómica ha destacado que en el primer semestre de 2013 se puso a disposición de la provincia de Badajoz un 'FibroScan', que hasta entonces solo estaba disponible en Cáceres.

El 'FibroScan' aplica una técnica ultrasonográfica basada en la elastografía que permite determinar la dureza del hígado y detectar la fibrosis hepática, uno de los "criterios esenciales" a la hora de definir el tipo de tratamiento que necesita un paciente.

Con la adquisición de este segundo 'FibroScan' se ha mejorado ostensiblemente, según el Gobierno de Extremadura, la atención a los enfermos de hepatitis C de la provincia de Badajoz, que ya no tienen que desplazarse a Cáceres para disponer de esta técnica.

Además, "se ha reducido" la lista de espera y "se ha agilizado" el diagnóstico de estos pacientes, ha apuntado.

CINCO MILLONES DE EUROS

Cabe señalar que hasta el 2013, la hepatitis C se trataba con retrovirales genéricos, ya que no existían tratamientos específicos para esta enfermedad. Sin embargo, desde 2013 en el que surgen los nuevos fármacos, el gobierno extremeño "ha facilitado el acceso a las novedades terapéuticas sin ningún tipo de limitación económica".

Entre los fármacos que se han venido costeando por parte del Gobierno regional desde 2013, se incluye el Sofosbuvir, conocido comercialmente como Sovaldi, y que tiene un coste cercano a los 50.000 euros por tratamiento.

"En Extremadura, por tanto, ningún extremeño se queda sin recibir las novedades terapéuticas para tratar la hepatitis C, que se administran siempre en función de los criterios marcados por los médicos y sin condicionantes económicos", ha asegurado el Gobierno regional.

De hecho, desde el año 2013 y hasta ahora, el Gobierno de Extremadura ha destinado casi cinco millones de euros a la financiación de los tratamientos contra la hepatitis C que han sido solicitados por los médicos.

En concreto, desde entonces y hasta la actualidad los profesionales sanitarios han formulado 110 solicitudes de tratamiento con nuevos fármacos contra la hepatitis C en Extremadura. "Todas estas solicitudes han sido atendidas y todos los enfermos están actualmente recibiendo el tratamiento que más se ajusta a sus necesidades", ha apuntado.

COMISIÓN FARMACO-TERAPÉUTICA

Cabe destacar, además, que con el fin de garantizar "equidad de criterios" a la hora de dispensar los nuevos medicamentos para la infección por el virus de la Hepatitis C (VHC), Extremadura constituyó el pasado año una Comisión Fármaco-Terapéutica sobre VHC que incluye a todos los prescriptores extremeños de estas medicinas.

Esta comisión está integrada por especialistas digestivos, internistas, farmacéuticos hospitalarios, personal de Gestión Farmacéutica del SES y directivos del organismo autónomo, y se ha encargado de elaborar un protocolo de uso de estos fármacos que goza con el acuerdo "de todos los prescriptores" y que va "en consonancia" con las sociedades científicas.

Este protocolo es un documento "en continua evolución" debido a los avances que se están produciendo y en él se recogen las pautas terapéuticas a la hora de administrar los medicamentos destinados a la Hepatitis C, en base a los requerimientos de cada paciente y a la evolución de la enfermedad, que se evalúan en función de las guías terapéuticas.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.