En la Clínica Universidad de Navarra

Extirpan por laparoscopia el lóbulo derecho del hígado de una donante viva por primera vez en España

Actualizado 07/10/2014 1:54:58 CET

Para trasplantarlo a su hermano, afectado por una enfermedad hepática terminal

   PAMPLONA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El equipo de Cirugía Hepatobiliopancreática (HPB) y Trasplantes de la Clínica Universidad de Navarra (CUN) ha extirpado por laparoscopia el lóbulo derecho del hígado de una donante viva para, a continuación, trasplantarlo a su hermano, aquejado de una enfermedad hepática terminal.

   Se trata del segundo caso de extirpación de una sección de hígado de donante vivo realizada por laparoscopia en la CUN. Hasta la fecha, este avance se ha empleado en muy pocos hospitales del mundo, según ha destacado la clínica en una nota.

   En concreto, dos centros han aplicado este procedimiento para extraer el lóbulo izquierdo del hígado (Hospital Universitario de Gante y New York Presbyterian Hospital de Nueva York) y sólo uno para el lóbulo derecho, el Hôpital St Antoine de París. En España, la CUN es, hasta la fecha, el único centro que ha realizado este procedimiento por laparoscopia, según ha indicado la clínica.

   La utilización de la técnica laparoscópica en esta intervención tiene como objetivo reducir el riesgo para el donante, así como la agresión quirúrgica y mejorar el postoperatorio. Los cirujanos de la Clínica Universidad de Navarra que han liderado ambas intervenciones laparoscópicas, los doctores Fernando Rotellar y Fernando Pardo, coinciden en señalar que su "máximo objetivo" es "la seguridad del donante".

   Según ha apuntado el doctor Pardo, "el trasplante de hígado es actualmente la única opción curativa para varias enfermedades de hígado en fase terminal". "La demanda de los donantes de hígado supera con creces la oferta, cuestión que ha llevado a los especialistas a desarrollar el trasplante de hígado de donante vivo como fuente alternativa de hígado trasplantable", ha explicado

   Asimismo, ha advertido de que "para que la extracción de una porción de hígado del donante sea posible, hay que dejar en la persona que dona un remanente mínimo del 30 por ciento de su volumen hepático". "La capacidad de regeneración del hígado sano permite extraer hasta un 70 por ciento del hígado del donante, volumen que al cabo de un mes volverá a recuperar su tamaño original", ha señalado.

   En las dos intervenciones realizadas la porción de hígado extraída del donante supuso un 60 por ciento del total de su volumen hepático, obtenido del lóbulo derecho del hígado. El 40 por ciento de hígado remanente recuperará progresivamente su volumen inicial.

"BENEFICIOS DE LA LAPAROSCOPIA"

   La laparoscopia se ha impuesto en los últimos años como vía de abordaje para múltiples intervenciones abdominales, según ha expuesto la CUN, donde se aplica este abordaje en cirugía hepática desde hace más de 10 años, siendo uno de los grupos con mayor experiencia en España.

   El doctor Rotellar ha afirmado que "en un reciente estudio hemos comprobado cómo el abordaje laparoscópico en cirugía hepática no sólo supone una mejora estética sino que disminuye el sangrado, la estancia y el riesgo de presentar complicaciones postoperatorias".

   "Tras una amplia experiencia en más de cien hepatectomías laparoscópicas hemos querido aportar estas ventajas a los donantes de hígado para trasplante hepático", ha precisado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter