En adultos jóvenes sanos

El éxtasis aumenta el riesgo de apnea del sueño

drogas de  síntesis, éxtasis
DEA
Actualizado 03/12/2009 11:46:59 CET

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El uso repetido de la droga conocida popularmente como 'éxtasis' aumenta de forma significativa el riesgo de sufrir apnea del sueño en adultos jóvenes sanos sin otros factores de riesgo para padecer alteraciones del sueño, según un estudio de las Instituciones Médicas Johns Hopkins que se publica en la revista 'Neurology'.

La apnea del sueño puede conducir a problemas de salud, incluyendo el declive de la función cognitiva y un mayor riesgo de diabetes y mortalidad por enfermedad cardiaca.

Los investigadores, dirigidos por Una D. McCann, habían vinculado con anterioridad el éxtasis, o metilendioximetanfetamina (MDMA), con una variedad de problemas neurológicos entre los que se incluyen déficits cognitivos sutiles, conducta impulsiva y patrones de ondas cerebrales alterados durante el sueño.

Se cree que estos problemas aparecen por los efectos tóxicos de la droga sobre las neuronas que producen la hormona serotonina. Estudios en animales y personas han mostrado que el consumo de MDMA acorta las terminaciones de filamentos de estas células nerviosas, evitando que realicen las conexiones normales con otras neuronas.

Dado que estas células regulan múltiples aspectos del sueño los investigadores reclutaron a 71 voluntarios para el estudio, todos consumidores de MDMA y otras drogas, y a otros 62 participantes con patrones similares de uso de drogas ilegales pero que nunca habían tomado éxtasis. Los consumidores de MDMA habían tomado la droga al menos en 25 ocasiones en el pasado, un número de veces que se había probado dejaba efectos duraderos sobre las neuronas de serotonina.

Cada voluntario pasó varias noches en un centro del sueño en el que se apagaban las luces entre las 11 de la noche y las 7 de la mañana y se tomaron registros del flujo de aire a través de la nariz y la boca, así como de la expansión del pecho y el abdomen durante el sueño. El diagnóstico de apnea del sueño se establecía según la tasa de incidencias de respiración superficial o suprimida, con 14 que suponían apnea suave, entre 15 a 29 para la moderada y 30 o más para la apnea grave.

Los resultados mostraron que las tasas de apnea suave eran similares en ambos grupos, sin embargo, 8 de los consumidores de éxtasis tenían apnea moderada y 1 apnea grave, mientras que en el grupo control no había casos para estas dos incidencias del trastorno. Según los investigadores, a mayor consumo de MDMA en el pasado más grave resultaba ser la apnea que sufrían.

Los factores de riesgo conocidos de la apnea del sueño incluyen una edad avanzada, obesidad y otros trastornos médicos. Sin embargo, de los 24 consumidores de éxtasis del estudio que tenían apnea del sueño 22 tenían 31 años o menos y ninguno presentaba problemas médicos graves.

Los investigadores sospechan que la causa de la apnea del sueño en los consumidores de MDMA se centra en las neuronas de serotonina afectadas pero el mecanismo exacto continúa sin conocerse. McCann explica que estas neuronas parecen ayudar a detectar los niveles de oxígeno en sangre, el control de la apertura de los tractos respiratorios y la producción de ritmos de respiración. Cualquiera de estos mecanismos podrían verse influidos por el consumo de éxtasis.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter