Ordenado por
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 31/01/2013

Publicado en 'Journal of Neurology, Neurosurgery & Psychiatry'

La exposición a antiepilépticos en el útero relacionada con el riesgo de autismo

MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Los niños cuyas madres toman el fármaco antipiléptico valproato de sodio durante el embarazo tienen un riesgo significativamente mayor de autismo y otros trastornos del desarrollo neurológico, según sugiere un pequeño estudio publicado online en 'Journal of Neurology, Neurosurgery & Psychiatry'. Los autores basan sus conclusiones en los niños nacidos de 528 mujeres embarazadas entre 2000 y 2004 en el noroeste de Inglaterra.

   Sólo menos de la mitad de las madres (243) tenía epilepsia, de las cuales 209 tomaron fármacos antiepilépticos durante el embarazo: 59 de ellas tomaban carbamazepina, 59 valproato, 36 lamotrigina, 41 una combinación y 15 otros fármacos. El desarrollo físico e intelectual de los niños se evaluó a los 12 meses, 3 y 6 años, además de obtener información de sus madres acerca de si habían tenido que consultar a los especialistas sobre el comportamiento de sus hijos, el desarrollo, el progreso educativo o su salud.

   Se registraron datos completos de las tres evaluaciones de 415 niños, de los cuales 19 niños habían sido diagnosticados con un trastorno del desarrollo neurológico en el momento en el que tenían 6 años de edad, tres de los cuales también tenían una anormalidad física. De ellos, 12 tenían una forma de autismo, uno de los cuales también fue diagnosticado con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), además de que tres fueron diagnosticados sólo con TDAH, mientras que otros cuatro tuvieron dispraxia, una condición que provoca mala coordinación física y torpeza excesiva.

   Los problemas de desarrollo neurológico fueron significativamente más comunes entre los niños cuyas madres tenían epilepsia, un 7,46 por ciento en comparación con el 1,87 por ciento de aquellos cuyas madres no tenían la afección. Los niños cuyas madres habían tomado valproato solo o en combinación con otras drogas durante el embarazo fueron significativamente más propensos a ser diagnosticados con un trastorno del desarrollo neurológico que los de madres que tomaron otras drogas para su condición.

   Cuando se analizaron todos los datos y se contabilizaron los factores que pueden influir en los resultados, las conclusiones mostraron que los niños expuestos al valproato solo en el útero eran seis veces más propensos a ser diagnosticados con un trastorno del desarrollo neurológico. Los que estaban expuestos al valproato más otros fármacos eran diez veces más propensos a tenerlo que los niños cuyas madres no tenían la afección.

   Más de uno de cada diez (12 por ciento) de los niños cuyas madres habían tomado sólo valproato durante el embarazo tenía un problema neurológico, al igual que uno de cada siete (15%, 3 de cada 20) de aquellos cuyas madres habían tomado valproato con otros fármacos. A ningún niño nacido de una madre con epilepsia que no tomaban medicamentos para la enfermedad durante el embarazo se le diagnosticó un trastorno del desarrollo neurológico, aunque el número de mujeres en este grupo eran pequeño, advierten los autores.

   Los varones fueron tres veces más propensos que las niñas a ser diagnosticados con un trastorno del neurodesarrollo, pero no se hallaron asociaciones significativas para la edad de la madre o cociente intelectual (IQ), tiempo del embarazo o el tipo de crisis epiléptica. Así, los autores creen que las mujeres que toman valprotado de sodio durante el embarazo deben recibir información al respecto y sus niños ser vigilados, pero consideran que "en ningún caso" deben dejar de tomar el fármaco por miedo a dañar a su niño.

Europa Press Comunicados Salud
comments powered by Disqus