Expertos señalan que los implantes de silicona no causan cáncer de mama, pero asocian las PIP a roturas e infecciones

Actualizado 18/04/2013 16:39:22 CET

VALENCIA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los expertos que han participado este jueves en el Simposio Internacional que GEICAM que se celebra en Valencia hasta este viernes han garantizado que los implantes de silicona no provocan cáncer de mama, pero que las prótesis mamarias de la empresa Poly Implant Prothese (PIP) se asocian a "un aumento de rupturas y problemas con infección".

Así, lo han señalado este jueves el presidente del Grupo Español de Investigación en Cáncer de mama (GEICAM), Miguel Martín, y director clínico de The Morgan Welch Inflammatory Breast Center Research program and Clinic MD Anderson Cancer Center (Texas, EEUU), Vicente Valero, preguntados por el juicio que se sigue desde este martes en Francia contra el fraude de las prótesis mamarias de la empresa Poly Implant Prothese (PIP), que cerró después de que sus implantes fueran retirados del mercado al descubrirse que usaban silicona industrial.

Al respecto, Valero ha destacado la importancia de contar, como se tiene en EEUU, con un registro de todos los implantes que se colocan ya sean por razones estéticas o terapéutico para las mujeres que han sufrido una mastectomía. De este modo, ha resaltado que si surge un problema se pueden disponer de todos los datos tanto a corto como a largo plazo.

SITUACION DE LA COMUNITAT VALENCIANA

Por su parte, en la Comunidad Valenciana se detectaron unas 10.000 mujeres con este tipo de prótesis, de las cuales unas 600 correspondían a implantes realizados en centros públicos, según datos facilitados por la conselleria de Sanidad.

Ante esta situación se habilitó una centralita telefónica para atender a las afectadas, en las que se ofrecía información sobre el protocolo de atención y la vía de reclamación pro la que se ofrecía datos del juzgado de Toulosse que centralizó la demanda, ya que el problema derivaba de un fraude del fabricante.

El protocolo, han señalado, consistía en revisión mamográfica y si la prótesis estaba rota o el médico consideraba necesario extraerla por encapsulamientos o mal estado del material, se realizaba la extracción en el centro que había realizado la implantación.

De este modo, en el caso de implantes realizados en centros públicos se extraía en el hospital que había hecho la implantación y en el caso de implantes realizados en centros privados, la extracción se hacía en la clínica privada que había realizado la implantación. Asimismo, se extraían en centros públicos las prótesis implantadas en clínicas que ya no existían, ya que las prótesis llevaban unos 7 años en circulación.

El Hospital Provincial de Castellón, el Dr. Peset y el General de Elche fueron hospitales de referencia para esos casos, realizando las revisiones mamográficas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter