Expertos evalúan la posible asociación entre osteoporosis y enfermedad cardiovascular y entre osteoporosis y VIH

Actualizado 04/05/2006 15:11:41 CET

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

Especialistas de Medicina Interna que participan de la II Reunión del grupo de Trabajo en Osteoporosis de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) que se celebra hoy y mañana en Madrid estudian las posibles asociaciones existentes entre la osteoporosis y la enfermedad cardiovascular (ECV)y entre la osteoporosis y el VIH, entre otros avances desarrollados en el ámbito farmacológico y de diagnóstico de esta patología ósea que afecta, principalmente a mujeres mayores de 50 años.

Según explicó hoy Manuel Díaz Curiel, secretario del grupo de trabajo, actualmente se estudian al menos tres puntos comunes entre la osteoporosis y la ECV, entre los que mencionó factores de riesgo comunes a las dos patologías como el tabaco y el sedentarismo, la mayor afectación a mujeres que comienzan a sufrir la disminución de estrógenos y el descubrimiento de que ciertos fármacos que actúan sobre la osteoporosis o bien sobre la ECV podrían tener una incidencia positiva o negativa en la otra patología, como es el caso de los bifosfonatos que además de actuar sobre el hueso moderarían los niveles de colesterol.

Por su parte, Manuel Sosa Henriquez, coordinador del grupo de trabajo en Osteoporosis de la SEMI hizo referencia a los estudios que evalúan la posible relación entre esta enfermedad metabólica ósea y el VIH. Según señaló el profesional, "en cuestión de años, el VIH ha pasado de ser una enfermedad mortal a ser una enfermedad crónica y esto ha permitido que nos despreocupáramos por la supervivencia del paciente y estudiáramos otros problemas asociados". Uno de esos problemas relacionados sería la reducción de la cantidad ósea, generalmente en personas jóvenes que son las infectadas por HIV, por el tratamiento con algunos fármacos para tratar la enfermedad infecciosa.

Los coordinadores del evento aclararon que estas asociaciones entre patologías aún están en proceso de investigación y destacaron que, en el caso de la relación de la osteoporosis con el VIH es una de las primeras oportunidades en las que se debate el tema en una reunión con especialistas. Los encargados de disertar sobre "Tratamiento actual de la infección por VIH" y "osteoporosis y VIH" fueron Antonio Antela López y José Olmos Martínez.

CANTIDAD Y CALIDAD DEL HUESO

Los internistas también advirtieron, en rueda de prensa, sobre los cambios generados en el paradigma de la osteoporosis a partir de los avances en la investigación, fundamentalmente en el hecho de que el concepto de cantidad ósea ha perdido protagonismo en favor del concepto de calidad ósea. Díaz Curiel explicó que el cuerpo sigue incrementando su cantidad ósea hasta los 30 años y que pasada esa edad es necesario poner énfasis en el cuidado de la calidad del hueso.

Además de la existencia de fármacos para tratar problemas concretos, el experto destacó la importancia de incorporar medidas preventivas como una alimentación equilibrada, el ejercicio físico, la evitación de factores tóxicos para el organismo como el tabaco o el exceso de alcohol y también de otras sustancias que afectan el crecimiento óseo, como los esteroides.

La secretaria de la SEMI, Blanca Pinilla destacó, en ese sentido, la importancia del rol de los internistas en el diagnóstico y prevención de la osteoporosis abordada desde la perspectiva integral que caracteriza a este especialista y que le permite detectar la enfermedad cuando aparece asociada a otras enfermedades de base.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter