Expertos destacan la importancia de indicadores para mejorar la calidad asistencial de pacientes con cáncer

Jornada de la Sociedad Española de Oncologia Médica (SEOM)
SOCIEDAD ESPAÑOLA DE ONCOLOGIA MÉDICA (SEOM)
Publicado 25/05/2018 16:50:24CET

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Los expertos han destacado la importancia de los indicadores de resultados en salud para mejorar la calidad asistencial de los pacientes con cáncer, durante el X Seminario de Periodistas 'Curar y cuidar en Oncología', organizado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y la biofarmacéutica MSD y celebrado en Alcalá de Henares (Madrid).

La jefa de servicio de Efectividad y Seguridad Asistencial del Servicio Navarro de Salud, Cristina Ibarrola, se ha centrado en la importancia que tiene el aprovechamiento de la información que ofrece la explotación de resultados de vida real a través de las nuevas tecnologías para mejorar la atención sanitaria y ha coincidido en la necesidad de evaluar resultados, especialmente en un ámbito tan sensible como la Oncología, "en donde están asistiendo a un alto grado de innovación de nuevos tratamientos de alto impacto presupuestario".

Según ha detallado la especialista, la medicina personalizada y la innovación terapéutica podrían suponer "mejoras en la calidad asistencial de pacientes con cáncer, con mayor efectividad, seguridady eficiencia", pero exigen la definición estructurada de indicadores de resultados en salud.

"Disponer de unos indicadores consensuados a nivel de todas las comunidades autónomas permitirá la comparabilidad de resultados y la identificación de buenas prácticas, que mejoren la calidad de la atención en procesos oncológicos", ha destacado, abundando en los objetivos que persigue el proyecto Oncoevalúa.

El jefe del Servicio de Farmacia Hospitalaria del centro Onkologikoa de San Sebastián, Gerardo Cajaraville, también ha remarcado la importancia de los resultados en salud y ha afirmado que "poner en marcha sistemas de medida de resultados en oncología es una herramienta esencial para poder mejorarlos. Nuestro esfuerzo se debe centrar en definir la mejor manera de afrontar este nuevo reto, en identificar los indicadores de medida necesarios y en adaptar nuestros sistemas de información y nuestros circuitos asistenciales a esta nueva necesidad".

Sin embargo, "es necesario confirmar este efecto positivo en los pacientes que los reciben en condiciones reales. Para ello no es suficiente poner el foco en medir la supervivencia, la variable más importante sin duda alguna. También es indispensable conocer cómo afecta a nuestros pacientes la evolución de la propia enfermedad y el tratamiento aplicado".

Cuál es el impacto del mismo en la calidad de vida en todas sus dimensiones en el control de los síntomas y de los efectos secundarios, y en general, sobre la experiencia vivida por el paciente. Para ello es indispensable integrar la percepción del propio paciente y esto solo es posible fomentando la participación del mismo y situándolo en el centro del proceso asistencial. "El proyecto Oncoevalua y otras muchas iniciativas que están viendo la luz en nuestro país pueden contribuir de forma decisiva a este fin. A los profesionales sanitarios nos corresponde impulsar todos estos nuevos conceptos y trabajar coordinadamente para avanzar en este apasionante campo", ha concluido.

Una vez que el paciente recibe un diagnóstico oncológico, el siguiente paso es determinar el mejor tratamiento. "En este sentido la investigación clínica en Oncología es el elemento inicial en la búsqueda de los mejores resultados. Gracias a la investigación, cada día conseguimos reducir la mortalidad del cáncer y estamos más cerca de conseguir que se convierta en una enfermedad crónica e incluso curable", ha finalizado la directora médica del Área de Oncología de MSD, Mariví Tornamira.