Expertos analizan los conflictos morales y éticos que generan los avances en reproducción humana

Mujer embarazada
ISGLOBAL - Archivo
Publicado 23/04/2018 13:14:25CET

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un elenco de investigadores, psicólogos, médicos, docentes y juristas han debatido en la V Jornada de Formación en Bioética del Hospital Universitario HM Sanchinarro sobre los límites éticos y morales que provocan los avances de la ciencia en campos como el de la reproducción humana.

Concretamente, el debate ha versado sobre la idoneidad o no de la maternidad subrogada, aludiendo a cuestiones como la transformación social que implica, el cambio del modelo de familia, el hipotético cariz mercantil y cosificador de la madre y el niño y la no generación de vínculo afectivo con el bebé en la gestación o la supresión del mismo.

El director adjunto de HM Sanchinarro, el doctor Julio Villanueva, ha defendido que la reflexión no debe comenzar en la aplicación de una técnica médica concreta, sino en "la redefinición de las relaciones parentales a través de figuras como la maternidad subrogada".

En este sentido, entiende que "la población general ha de tener en cuenta que los avances técnicos no sólo pueden usarse para corregir o curar enfermedades, sino para potenciar o modificar rasgos y capacidades físicas que a priori no tienen que ver con la salud de sus destinatarios".

EL PUNTO DE VISTA MÉDICO

Pero si se trata del punto de vista médico, entonces lo que debe definirse es "si ha de considerarse como una terapia destinada sólo a causas médicas de infertilidad o si por el contrario, se encaja como un mero servicio o medicina satisfactiva, ya que los condicionantes deontológicos aplicables se ven afectados o matizados según una consideración u otra", ha explicado el doctor Villanueva.

Por su parte, el vocal de la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial (OMC), el doctor Mariano Casado, ha opinado que "la maternidad subrogada sólo sería acorde a la deontología médica si tiene un carácter altruista". Por lo tanto, defiende que la práctica debería cambiar su denominación de subrogada a "gestación por sustitución".

En general, el doctor Casado entiende que alrededor de esta práctica se plantean una serie de dualidades como el ya mencionado carácter altruista o comercial. También el vínculo genético o la ausencia de él, la maternidad o paternidad disociada o si se puede entender como acto médico o barrera entre el derecho a ser padre y los derechos del neonato.

EL MARCO LEGAL

El doctor Villanueva también ha puesto de manifiesto la necesidad de "intentar establecer un marco legal que regule los criterios de actuación de los profesionales, oriente los protocolos de actuación para los comités de bioética en los hospitales y ayude a enmarcar los presupuestos éticos que un ciudadano ha de considerar en la toma de decisiones en estas cuestiones".

A este respecto, la profesora de Derecho Procesal de la Universidad Nacional a Distancia (UNED), María José Cabezudo, ha propuesto la existencia de un marco legal asimilable al actualmente vigente en el California, Estados Unidos.

Éste modelo garantiza las necesidades tanto de los padres de intención, de la gestante y del menor.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.