Contador

SE HA VISTO "DESBORDADA

Expertos alertan que la información genética masiva en reproducción asistida ha "desbordado" a la legislación española

VII Simposio Internacional de Reproducción Asistida de Fundación Tambre
FUNDACIÓN TAMBRE
Publicado 16/11/2016 18:23:20CET

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los análisis genéticos que se realizan con motivo de los tratamientos de reproducción asistida aportan una cantidad masiva de información que ha "desbordado" a la legislación española, más concretamente a la Ley de Investigación Biomédica aprobada en 2007, según han destacado diferentes expertos durante el VII Simposio Internacional de Reproducción Asistida de la Fundación Tambre que se celebra en Madrid.

En ese sentido, el jurista Fernando Abellán, miembro del Comité de Ética Asistencial de la Clínica Tambre y asesor jurídico de la Sociedad Española de Fertilidad, ha reconocido que la legislación y la especialización médica están superadas por la realidad, dado que aún no están en activo los primeros especialistas en genética (genetistas) que deberían informar a los pacientes sobre este tipo de contenido y prestar el consejo adecuado.

Además, ha subrayado que las reglas del juego deben quedar claras y con el consenso científico necesario pero, sin embargo, la actual Ley de Investigación Biomédica "no está adaptada a la realidad del momento científico" ni está preparada para esta información masiva.

"La presión del legislador de 2007 no es la actual: la gente ahora quiere tener la libertad de profundizar en las pruebas genéticas incluso superando la indicación médica. Esto rompe el paradigma de 2007", según Abellán.

El jurista ha hecho referencia a la sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia de marzo de este año, que determinó una indemnización de 400.000 euros para una mujer cuyo bebé presentó una hemofilia severa tipo A debido a que la madre donante del ovocito era portadora de esa patología sin saberlo.

Otro hijo resultado del ovocito donado por la misma mujer nació en Alemania con la dolencia, lo que se advirtió a la madre receptora ya embarazada para valorar un posible aborto pero, sin embargo, decidió seguir adelante y el bebé nació con la patología. El tribunal determinó que técnicamente la actuación del centro sanitario fue la correcta, pues la donante ignoraba que era portadora de hemofilia, por lo que no se tenía por qué realizar este análisis. Sin embargo, el tribunal decidió que a nivel informativo no se había hecho el esfuerzo necesario para advertir a la madre receptora.

La importancia de esta sentencia radica, además, en que identifica la Reproducción Asistida con la llamada medicina satisfactiva, aquella que no es necesaria para la supervivencia del paciente (frente a la medicina curativa), por lo que el tribunal indicó que en estos casos hay que reforzar la información a los pacientes.

"Las leyes vigentes no están dando soluciones satisfactorias a los problemas planteados; la ausencia de información adecuada sobre los riesgos genéticos genera responsabilidad y los consentimientos informados sobre pruebas genéticas tienen que actualizarse urgentemente", ha explicado Abellán.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter