Para prevenir la enfermedad neumocócica invasiva

Expertos afirman que la vacuna antineumocócica conjugada trecevalente "debería ser accesible a todo el mundo"

Imagen de los doctores Jiménez y Martinón en el 'Congreso NeumoMadrid'
PFIZER
Actualizado 12/04/2013 16:57:05 CET

Actualmente está financiada en Galicia y en 2014 la ofrecerá País Vasco

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

La vacuna antineumocócica conjugada trecevalente "debería ser accesible a todo el mundo" debido a que previene la enfermedad neumocócica invasiva (ENI) y ofrece otras ventajas, según ha explicado a Europa Press el coordinador de la Unidad de Investigación en Vacunas del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (La Coruña), el doctor Federico Martinón.

Así lo ha manifestado el galeno con motivo de la celebración en Madrid del 'XVIII Congreso NeumoMadrid' organizado por Pfizer, en el que ha asegurado que esta vacuna, comercializada por esta compañía como 'Prevenar 13', es "la mejor" de la que se dispone. Pese a ello, actualmente sólo está financiada en Galicia, ya que Madrid la ha excluido y País Vasco no la introducirá hasta 2014.

A su juicio, el actual es un momento "extremadamente complejo", que hace que "probablemente" no pueda ser incluida en el calendario vacunal. No obstante, señala que el hecho de que valga unos 70 euros la dosis única, hace que dependa de la capacidad individual su adquisición, algo que repercute en que "no sea justo".

Además, Martinón expone que las vacunas "deberían ser siempre consideradas más allá de la prevención", debido a que el beneficio de ellas se expande también a otros aspectos más allá que el de la propia salud, como "el absentismo laboral". "Si tú no ingresas en el hospital y si tu niña tampoco lo hace, sigues trabajando", resume.

Por todo ello, sostiene que, "en momentos de crisis, es por lo que más hay que apostar", ya que son siempre "las medidas más eficientes". En este sentido, explica que está indicada "para personas mayores de 50 años, para niños de entre 6 semanas y 17 años, y para personas con comorbilidades o inmunodeprimidos".

Esta "herramienta para prevenir" es muy útil, ya que "dos tercios de las muertes por ENI se producen en adultos", explica. Además, puede evitar que esta enfermedad produzca "sepsis neumocócica o síndrome de estrés respiratorios en los niños", que se han unido recientemente a la indicación, añade.

MEJORA A LA VACUNA POLISACÁRIDA 23 VALENTE

Otro aspecto por el que apuesta por su administración es el de que mejora a la polisacárida 23 valente, que si está financiada en adultos. Ésta "era incapaz de evitar la colonización de la nasofaringe y tenía peor respuesta al repetir la dosis", sostiene.

Ello es debido a que, a diferencia de la anterior, contiene polisacáridos que son conjugados con una proteína transportadora, lo que "mejora sus efectos antipatógenos y protege la memoria biológica", asegura Martinón. Además, expone que ésta, unida a la de la gripe, "reduce en un 27 por ciento la mortalidad", por que solicita a los neumólogos que incluyan su promoción "en su práctica clínica".

Por su parte, el director del Programa de Investigación en Tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), el doctor Carlos Jiménez, sostiene en relación a la ENI, que ésta "es la primera causa de muerte prevenible con vacunas".

Las personas que más están en riesgo de padecerla son los fumadores activos, pasivos y los que han consumido tabaco alguna vez; además de las pacientes con alguna patología respiratoria de base, como "la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la fibrosis quística o la neumonía", indica. Precisamente, esta última, es la forma de manifestación más común de la ENI, ya que se da "en el 80 por ciento de los casos", señala.

El agente que la produce es el neumococo, el cual tiene 92 serotipos, no siendo todos ellos patogénicos y siendo recogidos 60 de ellos en la nueva vacuna. De hecho, "el 76 por ciento de los casos de enfermedad se producen por culpa de 23 de ellos", manifiesta Jiménez.

La enfermedad neumocócica invasiva supone también la colonización de la nasofaringe, factor que se produce en el 60 por ciento de los niños en edad preescolar, en el 30 por ciento de los jóvenes y en el 5 por ciento de los adultos. Sus tasas más altas de incidencia se encuentran "en los niños menores de dos años y en los mayores de 65", afirma.

Por todo ello, el galeno recomienda también el uso de la vacuna antineumocócica conjugada trecevalente, al igual que hace "Separ y la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen)". Éstas y otras sociedades y guías aconsejan su uso "prioritario" por su prevención ante la ENI, concluye Jiménez.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter