Experto recomienda ampliar el conocimiento sobre radioterapia porque tiene muchos beneficios y escasos riesgos

Quimioterapia, radioterapia,  tratamiento del cáncer, camilla, camillas
Europa Press - Archivo
Publicado 25/05/2018 12:05:07CET

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

La radioterapia constituye una opción terapéutica segura, con muchos beneficios y escasos efectos secundarios y riesgos a largo plazo, según ha asegurado el presidente de la Organización Europea del Cáncer (ECCO, por sus siglas en inglés), el doctor Philip Poortmans, en el V Simposio Internacional de Cáncer de Mama, por lo que es importante extender su conocimiento entre la sociedad y en el ámbito universitario.

Según Poortmans, en la universidad "la formación sobre Oncología en general y, en concreto, sobre la radioterapia es muy escasa. Es necesario incrementar el nivel de conocimiento de todos los médicos, incluyendo los especialistas".

De acuerdo con la Sociedad Española de Oncología Radioterápica, uno de cada cuatro pacientes de un servicio de oncología radioterápica padece cáncer de mama. En este sentido, se ha convertido en una opción importante para tratarlo, puesto que mejora el control locorregiona, disminuye el riesgo de metástasis e incrementa la tasa de supervivencia.

"La radioterapia es un pilar fundamental en el tratamiento del cáncer de mama y está indicada para el 80 por ciento de todos los pacientes, como parte esencial del tratamiento conservdor o para mejorar los resultados si el paciente presenta ganglios linfáticos positivos tras la mastectomía", ha explicado Poortmans.

Los avances producidos en el tratamiento permiten "aumentar las posibilidades de individualizar y personalizar el tratamiento en base a los factores del tumor, las características del resto de los tratamientos, la edad, el perfil incluyendo molecular y las preferencias del paciente", ha continuado el presidente de ECCO.

NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA EL ABORDAJE Y RETOS

En el encuentro también se ha tratado la aplicación de las nuevas tecnologías en el abordaje del cáncer de mama, tales como el tratamiento hipofraccionado, que permite administrar dosis de radioterapia diarias en el tumor en menos sesiones de tratamiento con la máxima precisión y protegiendo los órganos sanos que están próximos a la lesión.

"Los tratamientos de cáncer de mama van a tender a ser más cortos", según ha indicado la oncóloga radioterápica Graciela García, lo que redunda en beneficios como reducir los desplazamientos del paciente a las unidades de tratamiento y mejorar su calidad de vida.

Por otro lado, "conocer cada vez más la biología molecular del cáncer de mama será clave para conseguir adaptar un tratamiento más específico, eficaz y menos tóxico", ha subrayado el responsable de la Unidad de Cáncer de Mama del Servicio de Oncología del Hospital Clínico San Carlos, el doctor José Ángel García.