Un experto dice que los pediatras cada vez detectan mejor la depresión infantil pero aún hay retrasos en el diagnóstico

Actualizado 01/06/2006 22:57:50 CET

VALENCIA, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director de la Unidad de Psiquiatría Infantil de la Clínica Universitaria, Carlos Soutullo, aseguró hoy que los pediatras españoles "son cada vez mejores" en las labores de detección de síntomas depresivos infantiles, aunque apuntó que aún hay un retraso "importante" en el diagnóstico.

Soutullo, que asiste al 55º Congreso Nacional de la Asociación Española de Pediatría (AEP) celebrado en Valencia, explicó que los pediatras están trasladando "cada vez más" a los psiquiatras infantiles niños con posible depresión.

Sin embargo apuntó que a pesar de está "mejoría" muchos padres acuden a diferentes profesionales sin encontrar una solución para los síntomas que presenta el niño que pueden apuntar a una depresión como tristeza, irritabilidad, sentimientos de inseguridad, autoestima baja, ideas negativas sobre ellos mismos, o temas relacionados con la muerte. En este sentido insistió en que "el retraso en el diagnóstico de las depresiones infantiles es importante".

Soutullo, preguntado por si se había incrementado en los últimos años las afecciones psíquicas en los niños, señaló que "no es que se haya un aumento, sino que estos casos se detectan antes", ya que antes los síntomas depresivos se achacaban a "factores externo tópicos como que el niño es un vago, o que los padres "lo tiene muy consentido", a excepción, apuntó, de aquellos menores que sufren malos tratos.

Advirtió que "si estas causas de depresión no se detectan pronto y no se tratan, pueden repercutir en la vida de adulta", porque, un niño con trastorno depresivo, de mayor puede tener más predisposición a la depresión, y que cuanto antes empiece a padecerse, más posibilidades hay de que en un futuro esta enfermedad se convierta en "recurrente o crónica".

ORIGEN DE LAS DEPRESIONES

En referencia al origen de las depresiones, señaló que el 50 por ciento de las causas depresivas infantiles son de "origen genético", mientras que en la otra mitad algunas de las principales causas o de los factores de riesgo para padecer esta enfermedad se debe a la pérdida importante de uno o los dos progenitores, ya sea por muerte o separación, o también porque el niño haya permanecido durante un largo periodo de tiempo hospitalizado.

Asimismo el psiquiatra infantil destacó que hay en España "entre el seis y el siete por ciento de los niños con edades comprendidas entre los seis y nueve años que sufre un problema catalogado como 'ansiedad por separación", y explicó que en esta enfermedad "el niño tiene mucho miedo a separarse de los padres", incluso, apuntó, hay niños que no consiguen ir al colegio, y en ocasiones pierden hasta un curso escolar entero.

En cuanto a la incidencia de la depresión en ambos sexos, Soutullo explicó que los niños y las niñas tiene las misma frecuencia de depresión hasta la pubertad, pero que a partir de esta etapa las niñas muestran el doble de cifras de depresión, que se mantienen hasta la edad adulta, aunque, prosiguió, "si nos referimos a la ansiedad, en ellas comienza antes", mientras que en el caso de los Transtornos de Hiperactividad (TDH), los niños lo padecen el triple, añadió.

El psiquiatra infantil explicó que el TDH "es un trastorno de origen biológico", cuyo un tratamiento con medicación y apoyo psicológico y conductual es "claramente conocido y eficaz".