Un experto afirma que el organismo no absorbe bien el 50% de los productos de la industria farmacéutica

Actualizado 01/06/2006 21:06:41 CET

PAMPLONA, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El organismo no absorbe bien el 50% de los productos de la industria farmacéutica debido a su baja solubilidad, afirmó hoy en la Universidad de Navarra James W. McGinity, profesor y director del área de Farmacéutica de la Universidad de Texas.

El investigador, que ha impartido diversas conferencias en el centro navarro, aclaró que muchos fármacos presentes en el mercado serían mejor asimilados por el cuerpo "si se utilizaran polímeros y nanopartículas que aumentan su efecto y facilitan la eliminación de los restos por la vía intestinal".

Asimismo, este experto en nuevos sistemas para la administración de fármacos insistió en la importancia de la microencapsulación de sustancias: "Encapsular pequeñas moléculas sirviéndonos de polímeros biodegradables y biocompatibles nos permitiría obtener una liberación lenta del principio activo en el paciente".

INVESTIGACIÓN CON NANOPARTÍCULAS

Entre los métodos más novedosos para la fabricación de medicamentos, el profesor McGinity destacó las ventajas de la extrusión por fusión en caliente. "Se trata de sintetizar finas películas de polímeros que se colocan en la boca y son absorbidas por nuestra mucosa. Esto permite que el remedio pase directamente a la sangre en mayores concentraciones y sin irritar el tracto gastrointestinal", explicó.

Así pues, las aplicaciones de este procedimiento abarcarían tratamientos anticancerígenos, antivirales o antihipertensivos, "y mejorarían ostensiblemente sus efectos", subrayó.

Respecto al futuro en la elaboración de fármacos, incidió en la búsqueda de nuevas vías para administrar sustancias inyectables, como la insulina o la heparina. "La investigación con nanopartículas para esta aplicación, como la que ahora desarrolla la Universidad de Navarra, constituirá una gran revolución que mejorará la calidad de vida de muchos enfermos", concluyó.

James W. McGinity es el editor estadounidense del European Journal of Pharmaceutics and Biopharmaceutics y ejerce como consultor de la FDA y de diversas compañías químicas en Europa y EE. UU. Durante su carrera, ha obtenido más de 50 patentes y publicado artículos en revistas tan prestigiosas como Science o Journal of Pharmaceutical Sciences.