Día Mundial sin Tabaco

Exigen al Gobierno financiar los tratamientos contra el tabaquismo

355212.1.644.368.20170531131609
Vídeo de la noticia
Publicado 31/05/2017 13:16:09CET

   MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

   La Fundación Española del Corazón (FEC), la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) han exigido este miércoles al Gobierno, con motivo del Día Mundial sin Tabaco, financiar los tratamientos para la deshabituación tabáquica, al igual que se hace con otras enfermedades crónicas como, por ejemplo, la hipertensión o la diabetes.

   Y es que, tal y como han recordado, unas 52.000 personas mueren en España como consecuencia del tabaco, siendo el principal factor de riesgo de la mayoría de las cardiopatías. En concreto, el presidente de la FEC, Carlos Macaya, ha avisado de que las personas que fuman tienen hasta tres veces más riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

   "El tabaco produce enfermedad cardiovascular a nivel de la pared de las arterias, lo que favorece la aparición de arteroesclerosis y la aceleración de la misma, provocando que los vasos envejezcan más rápido de lo normal. Además, las sustancias tóxicas facilitan la formación de trombos en la sangre, aumentando el riesgo de infarto", ha explicado el cardiólogo.

   De hecho, se calcula que la principal causa de la mitad de los casos de infarto en adultos de 30 a 40 años es el consumo de tabaco, al igual que el 25 por ciento de las enfermedades coronarias. Además, diversos estudios han demostrado que las personas fumadoras viven hasta diez años menos que los no fumadoras.

   Pero, también, el humo contiene más de 70 sustancias cancerígenas, responsables de hasta el 30 por ciento de los fallecimientos por un tumor sean causa directa del tabaco. Ahora bien, aunque el cáncer que más se relaciona con el tabaco es el de pulmón (el 80% de los casos),

   la directora de Relaciones Institucionales y Alianzas de la AECC, Ana Fernández, ha avisado de que también es responsable de la aparición de otros cánceres como, por ejemplo, el de laringe, colon, páncreas, cavidad oral o vejiga, entre otros.

   Asimismo, los expertos han llamado la atención sobre los fumadores pasivos, especialmente los niños, ya que más de 700.000 niños menores de 14 años en España están expuestos al humo del tabaco, lo que aumenta el riesgo de muerte súbita entre los lactantes, la otitis media y los procesos respiratorios agudos.

QUEDA "MUCHO POR HACER"

   Del mismo modo, han avisado del consumo del tabaco entre los jóvenes españoles. En concreto, el 19 por ciento de los jóvenes de entre 14 y 24 años declara fumar a diario y, según los últimos datos de la Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (EDADES) del Ministerio de Sanidad, el 20,6 por ciento de los españoles de entre 15 y 17 años ha fumado en alguna ocasión durante el último año.

   Ante este escenario, y a pesar de que las leyes antitabaco aprobadas en España han conseguido reducir su consumo, la presidenta del CNPT, Regina Dalmau, ha avisado de que todavía queda "mucho por hacer", lamentando que con estas normativas se haya producido una especie de "autocomplacencia" por parte de las autoridades sanitarias que ha hecho que desde el año 2007 no se haya lanzado una campaña a nivel nacional para concienciar sobre los riesgos de esta sustancia.

   "Hay que mejorar el abordaje del paciente fumador y, para ello, tiene que haber una red que lo aborde a nivel nacional", ha aseverado Dalmau, para informar de que en algunas comunidades autónomas se han llevado a cabo iniciativas para financiar los tratamientos. Por ejemplo, en Canarias existe el plan 'PAFCAN' por el que se financia la mitad de la terapia con vareniclina y sustitutos de la nicotina; y en algunas regiones como Madrid o Navarra ya han mostrado su intención de financiarlos.

   Por ello, ha solicitado la creación de una estrategia a nivel nacional y de que, además, se trate el tabaquismo como una patología crónica, incluyendo sus tratamientos dentro de la cartera básica de servicios. En este sentido, Dalmau ha señalado que el 30 por ciento de los fumadores que siguen un tratamiento para dejar de fumar siguen sin consumir un cigarro a los 6 meses, si bien ha reconocido que las recaídas forman parte del proceso de recuperación aunque son una "oportunidad más para volverlo a intentar".

   Dicho esto, la presidenta del CNPT ha advertido de que España "va tarde" en la transposición de la nueva Directiva Europea de Productos de Tabaco que persigue reducir el inicio de los jóvenes, ampliando el tamaño de las advertencias sanitarias y evitando los aditivos que convierten al tabaco en una sustancia más atractiva y adictiva para ellos.

   Además, la experta ha asegurado que una de las medidas más efectivas para reducir el consumo de tabaco, y evitar que los jóvenes se inicien en el mismo, es aumentar los impuestos, al tiempo que ha destacado la necesidad de ampliar los espacios libres sin humo y legislar para prohibir fumar en los coches cuando haya menores y en las instalaciones deportivas.

   Finalmente, Dalmau ha abogado por regular el uso de los cigarrillos electrónicos, para evitar que se convierta en un "puente de entrada" al consumo de tabaco entre los jóvenes. "Los cigarrillos electrónicos tienen nicotina y es una forma de mantener la adicción por lo que no facilita el cese de este consumo. Hay que tomar todo con cautela", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter