Un estudio demuestra que la terapia actual frente a la hepatitis C sólo elimina el virus en un 2,5% de los casos

Actualizado 15/11/2006 21:30:04 CET

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El tratamiento de la hepatitis C consistente en administrar interferón pegilado y ribavirina sólo logra eliminar el virus por completo en una proporción bastante menor a lo que actualmente se piensa (aproximadamente el 2,5%), según los resultados de un estudio realizado por la Fundación para el Estudio de las Hepatitis Virales de Madrid y publicado hoy en la revista norteamericana 'Clinical Infectious Diseases'.

Hasta la fecha, se consideraba que con este tratamiento se curaba el 50% de las hepatitis C crónicas, entendiéndose por curación la erradicación del virus C del organismo acompañado de la normalización del hígado.

No obstante, dicha investigación, en la que participaron 20 pacientes con hepatitis crónica C, demostró que a pesar de presentar siempre los análisis de hígado normales y no detectándose el virus C de la hepatitis en sangre, tras hacerles una biopsia hepática "se comprobó que el virus C estaba en el hígado en el 95% de los pacientes". Además el virus estaba activo en el 79% de los casos.

Por otra parte, en el 75% de los pacientes seguía habiendo destrucción e inflamación en el hígado (aunque había mejorado respecto a la biopsia del hígado de antes del tratamiento), a pesar de la aparente curación, según informó el doctor Vicente Carreño, de la Fundación para el Estudio de las Hepatitis Virales de Madrid.

En este sentido, el experto resaltó que "es necesario hacer un estudio con un mayor número de enfermos para conocer el porcentaje exacto de la eliminación del virus, aunque con los datos que existen hay que asumir que este porcentaje es mucho menor de lo que se creía".

Por otra parte ante estos datos es recomendable en los pacientes tratados con interferón y ribavirina que aparentemente se han curado no darles de alta como se hacía hasta ahora, sino mantenerlos en observación clínica de forma indefinida. Así, dado que el virus C de la hepatitis permanece en hígado existe un riesgo potencial de reactivación de la enfermedad en determinadas circunstancias (como tratamientos que bajan las defensas, etcétera) como ya se ha demostrado en algunos casos. A pesar de todo, los pacientes con hepatitis C deben recibir tratamiento antiviral puesto que la enfermedad hepática mejora sustancialmente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter