Podría conducir a nuevos medicamentos

Un estudio apunta a nuevos objetivos farmacológicos para el corazón

Actualizado 21/03/2014 16:11:33 CET

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una búsqueda global de genes que influyen en el riesgo de enfermedades del corazón ha descubierto 157 cambios en el ADN humano que alteran los niveles del colesterol y otras grasas en la sangre, lo que podría conducir a nuevos medicamentos. Cada una de las modificaciones apunta a genes y, muchas, a genes previamente no relacionados con las grasas en sangre, también llamadas lípidos.

Además, un número sorprendente de las variaciones está relacionado con la enfermedad de la arteria coronaria, la diabetes tipo 2, la obesidad y la presión arterial alta y la investigación también revela que los triglicéridos, otro tipo de lípidos en la sangre, juegan un papel más importante en el riesgo de enfermedades del corazón de lo que se pensaba. Estos resultados, publicados en dos nuevos documentos que aparecen simultáneamente en la revista 'Nature Genetics', provienen del Consorcio Global de Lípidos Genéticos, un equipo internacional de científicos que agrupa información genética y clínica de más de 188.000 personas de muchos países.

El análisis de los datos combinados fue dirigido por un equipo de la Escuela de Medicina y de Salud Pública de la Universidad de Michigan (UM), en Estados Unidos, que usó técnicas estadísticas y sofisticados programas de ordenadores para buscar variaciones genéticas que modifican los niveles de lípidos en la sangre.

Los resultados aumentaron en más de un tercio el número total de variantes genéticas relacionadas con los lípidos en la sangre y todas menos una de las que estaban asociadas con lípidos en la sangre son tramos cerca del ADN que codifican proteínas. "Nos dan 62 nuevas pistas sobre la biología de los lípidos y más lugares para buscar de los que teníamos antes", dijo Cristen Willer, autor principal de un artículo y profesor asistente de Medicina Interna, Genética Humana, Medicina Computacional y Bioinformática en la Escuela de Medicina de la UM.

"Cuando nos tomemos tiempo para entender realmente estas pistas, vamos a comprender mejor la biología de los lípidos y la enfermedad cardiovascular y tendremos nuevos potenciales objetivos para el tratamiento", agregó. Pero el autor principal, el profesor Gonçalo Abecasis, profesor de la Escuela de Salud Pública de la UM, matizó que llevará mucho más trabajo estudiar los genes implicados y encontrar y probar fármacos que se dirijan a ellos.

Los investigadores Sekar Kathiresan y Ron Do, de la Universidad de Harvard y el Instituto Broad, señalan en una carta sobre el nuevo análisis masivo de datos que los niveles de triglicéridos tienen más impacto en el riesgo de enfermedad cardiovascular de que se pensaba. Su análisis encontró que las variaciones genéticas que aumentan los triglicéridos y los niveles del colesterol "malo" (LDL) también se asocian con una mayor incidencia de patologías del corazón.

Pero el análisis también arroja más dudas sobre el papel de las lipoproteínas de alta densidad, comúnmente conocido como HDL, por sus siglas en inglés, o colesterol "bueno", en el riesgo de enfermedades del corazón. En los últimos años, muchos de los medicamentos que modifican el colesterol HDL no han demostrado un beneficio en la prevención de enfermedades del corazón.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter