En los que presentan fallo diastólico

Las estatinas podrían empeorar los síntomas en algunos pacientes cardiacos

Actualizado 04/11/2009 11:39:30 CET

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las estatinas son muy utilizadas para prevenir los ataques cardiacos, ictus y otros trastornos cardiovasculares sin embargo esta clase de fármacos podría tener efectos negativos sobre algunos pacientes cardiacos, según un estudio de la Universidad Northeastern y el Hospital General de Massachusetts en Boston. Los resultados del estudio se han hecho públicos durante la reunión internacional anual del Colegio Americano de Médicos Torácicos que se celebra estos días en San Diego (Estados Unidos).

El estudio descubrió que las estatinas tienen efectos beneficiosos sobre pacientes con fallo cardiaco sistólico (FCS) pero que aquellos con fallo cardiaco diastólico (FCD) experimentan el efecto opuesto, incluyendo un aumento de la disnea, fatiga y menor tolerancia al ejercicio.

Según explica Lawrence P. Cahalin, de la Universidad Northeastern y responsable del estudio, "el fallo cardiaco sistólico se debe más a menudo a la enfermedad arterial coronaria y parece tener un componente más inflamatorio que el fallo cardiaco diastólico. Es posible que las estatinas ayuden a pacientes con fallo cardiaco sistólico más que a aquellos con fallo cardiaco diastólico debido a los efectos reductores del colesterol y antiinflamatorios de las estatinas".

Los investigadores revisaron los registros de 136 pacientes con fallo cardiaco para examinar el efecto de las estatinas sobre el funcionamiento pulmonar y la tolerancia al ejercicio en pacientes con estos dos tipos de fallo cardiaco. Un grupo de 75 pacientes que no tomaba estatinas se comparó con otro que sí lo hacía integrado por 61 pacientes. La atorvastatina era el fármaco prescrito en el 75 por ciento de los pacientes que tomaban esta medicación.

Los resultados del análisis mostraron que de forma global el funcionamiento pulmonar y la tolerancia al ejercicio de pacientes en el grupo de estatinas era significativamente menor que en los pacientes que no tomaban los fármacos.

Análisis posteriores de subgrupos revelaron que las medidas de funcionamiento pulmonar en el grupo de fallo cardiaco diastólico eran un 12 por ciento menores que aquellas de las del grupo que había padecido este tipo de fallo cardiaco y no tomaba estatinas. Además, la cantidad de ejercicio realizada por pacientes con fallo cardiaco diastólico que tomaban estatinas fue casi el 50 por ciento menor que aquellos que no tomaban el medicamento y que habían sufrido este mismo episodio cardiaco.

Aunque las medidas de funcionamiento pulmonar y tolerancia al ejercicio en el grupo con fallo cardiaco sistólico que tomaba estatinas no fueron muy superiores al grupo sin el fármaco. Las medidas de funcionamiento pulmonar eran entre el 11 y el 14 por ciento superiores y el pico de medidas de tolerancia al ejercicio era entre el 2 y el 7 por ciento superior que en el grupo sin fármacos, lo que sugiere que las estatinas sí beneficiaban a los pacientes con fallo cardiaco sistólico.

"No todas las estatinas son similares y no todos los pacientes son similares. Algunas estatinas son más fuertes que otras y probablemente actúan de forma distinta, dadas las características particulares del paciente, y producen distintos grados de efectos deseados e indeseados. En nuestro estudio en proceso, esperamos identificar las características de los pacientes que están asociadas con los resultados más y menos faborales de la terapia con estatinas", explica Cahalin.

Aunque los nuevos datos sugieren que las estatinas podrían en realidad empeorar los síntomas en los pacientes con fallo cardiaco diastólicos, los investigadores señalan que los beneficios de utilizar las estatinas en pacientes con ambos tipos de fallos cardiacos superan los riesgos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter