España será pionera en probar el beneficio de combinar terapia hormonal y antiangiogénica en cáncer de mama

Reunión Del Cancer De Mama
ROCHE/EP
Actualizado 20/01/2012 14:44:13 CET

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM) va a iniciar un estudio pionero a nivel mundial con el que pretende analizar los beneficios en mujeres con cáncer de mama hormonosensibles de combinar la terapia antiangiogénica (que evita que el tumor cree vasos sanguíneos para seguir creciendo) con la hormonal, a fin de reducir la aparición de resistencias a esta última.

El estudio estará coordinado por los doctores Miguel Martín, del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y presidente de GEICAM, y Juan de la Haba, incluirá a 380 pacientes, 270 españolas y el resto alemanas, ya que también participa el Grupo Alemán de Cáncer de Mama.

Los tumores hormonosensibles se consideran en general de buen pronóstico, aunque un porcentaje de las pacientes experimenta recaídas, de ahí la necesidad de identificar las causas biológicas que condicionan la resistencia a la hormonoterapia y de ese modo intentar atajarlas desde el inicio.

Para ello, en estas pacientes, que ya tienen la enfermedad en fase metastásica, se compararán dos pautas en primera línea de tratamiento: la combinación de la terapia antiangiogénica bevacizumab, comercializada por Roche como 'Avastin', más hormonoterapia frente a la hormonoterapia en solitario.

Aunque la comunicación de resultados estará condicionada por la aparición de eventos (progresiones tumorales), GEICAM calcula que se podrán difundir resultados en la segunda mitad de este año. Este trabajo se ha presentado en una Reunión sobre Cáncer de Mama, celebrada este jueves en Madrid con la colaboración de Roche, y coordinada por los doctores Miguel Martín, del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y presidente de GEICAM, y Ana Lluch, del Hospital Clínico de Valencia y vocal de la Junta Directiva de GEICAM.

Sobre la relación entre los estrógenos y la angiogénesis, el doctor Martín explica que la activación de los receptores estrogénicos por el estradiol estimula la síntesis de factores proangiogénicos, como el VEGF (el mediador clave de la angiogénesis) que, a su vez, estimula el crecimiento del tumor mediante la activación de la neoangiogénesis tumoral.

"Es un fenómeno observado en numerosos estudios preclínicos y se sospecha que ocurre también en el cáncer de mama humano. Por eso creemos que la combinación de fármacos antihormonales y antiangiogénicos no sólo permite una actuación dual sobre el tumor y su vasculatura, sino que interrumpe las comunicaciones intracelulares que estimulan la síntesis de VEGF", explica.

NO ESPERAN TOXICIDADES

El presidente de GEICAM avanza que hasta el momento no se han encontrado signos de toxicidad inesperada con la combinación de ambos tratamientos. "Bevacizumab es un medicamento que toleran bien la mayoría de las pacientes", reconoce.

El efecto secundario más frecuente, la hipertensión arterial, "se controla fácilmente en la mayoría de las enfermas con un antihipertensivo convencional", explica Martín.

En estos tumores que expresan receptores hormonales, el doctor Martín advierte que se necesitan mejores herramientas para identificar aquellos que pueden dejar de ser sensibles a la terapia hormonal.

"Ya se están produciendo grandes avances en este campo, gracias a la aportación de los estudios genómicos. Después habrá que establecer estrategias que permitan evitar las recaídas con hormonoterapia. La quimioterapia es una de ellas, pero sigue siendo una opción insuficiente", explica.