Reclaman que se normalice su situación

Enfermos trasplantados denuncian trabas en algunos centros educativos a la escolarización de niños trasplantados

Actualizado 06/10/2014 21:31:57 CET

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

La Federación Nacional de Enfermos Trasplantados y Hepáticos (FNETH) ha reclama normalizar la atención a los niños trasplantados en las escuelas, puesto que antes y después del trasplante no siempre pueden seguir el ritmo de la clase y, por ello, algunos centros ponen obstáculos a la hora de escolarizarlos.

"Estos niños son enfermos crónicos y su situación debería tratarse con tanta normalidad como la de otros escolares diabéticos o con asma", advierte desde la federación que de este modo se adhiere al manifiesto de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica, que denuncia las deficiencias que el sistema educativo español presenta hacia las personas con discapacidad.

El presidente de COCEMFE, Mario García, asegura que "se incumplen reiteradamente las leyes que regulan la educación inclusiva en España, lo cual ocasiona infinidad de complicaciones a los niños y jóvenes con discapacidad y sus familias, que se ven obligadas a recurrir a la Justicia y luchar durante largos periodos de tiempo para conseguir algo a lo que en realidad ya tienen derecho".

En el caso de los niños trasplantados, "las familias se encuentran con dificultades para escolarizar a sus hijos. En algunos centros les ponen trabas y en otros los acaban aceptando porque no hay más remedio, ya que antes y después del trasplante no pueden seguir el mismo ritmo que el resto de la claseAntes, porque se agotan con nada y, después, por los cuidados que necesitan", señala Erika Guijarro, psicóloga de FNETH.

"Así, deben entrar más tarde, sobre las 10 horas, porque deben hacer un ayuno para que sus padres les puedan dar la medicación que necesitan; o comer en casa y a otra hora e, incluso, salir antes. Y los profesores deben estar pendientes de ellos, porque al estar inmunodeprimidos, si observan a otro compañero resfriado, deben indicarles que se pongan una mascarilla", añade.

"Pero la situación de estos niños se debe normalizar en las aulas, porque en realidad son enfermos crónicos, como los niños con diabetes o asma. Lo que ocurre es que el que sean trasplantados choca. Pero debe verse normal el que reciban unos cuidados como los escolares diabéticos o asmáticos y no tienen por qué ser escolarizados en centros de educación especial, añade Guijarro.

Ante esta realidad, COCEMFE recuerda a las CCAA y, en general, a las instituciones educativas que están obligadas a promover la igualdad de oportunidades y eliminar cualquier tipo de discriminación hacia las personas con discapacidad, tanto en las etapas de educación obligatoria como en la no obligatoria.

"La vulneración de derechos que a diario se produce en las aulas de nuestro país y las dificultades que viven muchas familias, obligadas a hacer enormes esfuerzos para que sus hijos puedan estudiar igual que el resto de sus compañeros, es un problema al que instituciones educativas y gobiernos autonómicos deben mirar de frente y actuar", concluye Mario García.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter