Ordenado por
Última actualización: 28/12/2012

Publicado en 'Plos Biology'

Las enfermedades parasitarias tienen importantes consecuencias en la economía de un país

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo estudio revela que las enfermedades transmitidas por vectores y parásitos tienen consecuencias importantes para el desarrollo económico en todo el mundo y son los principales causantes de las diferencias de ingresos entre los países tropicales y templados, según los resultados de la investigación, publicados en la revista Plos Biology'.

   La carga de estas enfermedades es, a su vez, determinada por factores subyacentes ecológicos, lo que tiene implicaciones importantes para la economía de la política sanitaria en los países en desarrollo y los avances en la comprensión de cómo las condiciones ecológicas pueden afectar en el crecimiento económico.

   El equipo de investigadores estaba intrigado por el hecho de que los países tropicales se componen en general de poblaciones pobres agrarias mientras que los países de las regiones templadas son más ricos e industrializados. Esta distribución de los ingresos es inversamente proporcional a la carga de la enfermedad, que alcanza su máximo en el ecuador y disminuye a lo largo latitudinalmente.

   Aunque es común a la conclusión de que la economía impulsa el patrón de la enfermedad, los autores señalan que la mayoría de las enfermedades que afligen a los países pobres gastan la mayor parte de su ciclo de vida fuera del huésped humano. Muchos ni siquiera pueden sobrevivir fuera de los trópicos y su distribución está determinada en gran medida por factores ecológicos, como la temperatura, las precipitaciones y la calidad del suelo.

   Debido a la alta correlación entre la pobreza y la enfermedad, el desafío de su análisis estadístico era determinar los efectos de una sobre la otra. El equipo reunió una gran cantidad de datos para todos los países del mundo sobre economía, enfermedades parasitarias e infecciosas transmitidas por vectores, la biodiversidad (mamíferos, aves y plantas) y otros factores y, sabiendo que las enfermedades están determinados en parte por la ecología, utilizaron un potente conjunto de métodos estadísticos, macroecología, que permitió separar las variables que pueden tener relaciones subyacentes entre sí.

   Los resultados del análisis sugieren que la enfermedad infecciosa tiene tan poderosos efectos sobre la salud económica de una nación como la gobernanza, dicen los autores. "El principal activo de los pobres es su propio trabajo. Las enfermedades infecciosas, que se rigen por el medio ambiente, roban sistemáticamente los recursos humanos. Económicamente hablando, el efecto es similar al de la delincuencia o la corrupción del Gobierno a la hora de socavar el crecimiento económico", explica Matthew Bonds, economista de la Escuela de Medicina de Harvard (Estados Unidos) y autor principal.

   Este resultado tiene un significado importante para las organizaciones humanitarias internacionales, ya que sugiere que el dinero gastado en la lucha contra las enfermedades también podría estimular el crecimiento económico. Por otra parte, aunque la diversidad de enfermedades humanas está altamente correlacionada con la diversidad de las especies circundantes, el estudio indica que la carga de la enfermedad humana, en realidad disminuye cuando aumenta la biodiversidad.

   El análisis no es concluyente acerca de por qué este efecto es tan fuerte. Los autores sugieren que la competencia y la depredación limitan la supervivencia de los vectores de enfermedades y parásitos de vida libre donde la biodiversidad es alta.

Europa Press Comunicados Salud
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies