según un estudio

Las embarazadas que consumen frutas y verduras reducen a la mitad el riesgo de que el bebe sufra bajo peso

Actualizado 28/07/2008 13:36:09 CET

VALENCIA, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las embarazadas que consumen 200 gramos diarios de frutas y verduras "reducen a la mitad el riesgo de que el bebe nazca con bajo peso" y posibilitan un "desarrollo físico correcto durante los primeros meses de vida" del niño, según se desprende de un estudio elaborado por el equipo multidisciplinar del Proyecto Infancia y Medio Ambiente de la Comunitat Valenciana, formado por miembros del Hospital Universitari La Fe de Valencia, de la Escuela Valenciana de Estudios para la Salud y de la Universidad Miguel Hernández de Elx (Alicante).

Los primeros resultados de este estudio, realizado a cerca de 800 mujeres y a su hijos menores de un año, constatan que las embarazadas "no tienen una dieta adecuada" y que "están expuestas a riesgos ambientales que pueden influir en el desarrollo del feto y del niño en edad temprana", informaron hoy fuentes del Consell en un comunicado.

La finalidad del proyecto, cuyos resultados han sido presentados en La Fe de Valencia, es "detectar los posibles déficits nutricionales", así como "los riesgos de la exposición a la contaminación ambiental", por lo que "se tuvo en cuenta la alimentación, tanto de la gestante como del niño", señalaron.

Estas conclusiones se han publicado en más de una decena de revistas internacionales, entre las que se encuentran 'European Journal Epidemiology', 'International Journal of Hygiene and Environmental Health', 'Atmospheric Environment' o 'Science Total Environment'.

Además, los resultados indican que las embarazadas "deberían tomar suplementos de ácido fólico antes de quedarse en estado" y "continuar con una cantidad adecuada durante el embarazo". Sin embargo, según se desprende del proyecto, sólo el 30 por ciento de las gestantes inició su consumo antes de la concepción y sólo en un 20 por ciento de los casos la dosis sobrepasaba la cantidad recomendada de forma preventiva. Además, un 64 por ciento de las futuras madres refieren consumir sal yodada.

Desde el Consell aseguraron que el estudio refleja que cerca del 40 por ciento de las jóvenes valencianas fumaban al comienzo de su embarazo, un porcentaje cuatro o cinco veces superior a otros países europeos, donde sólo un diez por ciento de las madres fuma durante la gestación, afirmaron, y añadieron que aquellas mujeres que no eran fumadoras estaban expuestas al humo del tabaco a través de familiares o amigos.

Además, el 20 por ciento de las embarazadas estaban expuestas a productos químicos en su ambiente laboral, apuntaron las misma fuentes, y explicaron que debido a las exposiciones ambientales y laborales, así como a la posible presencia de contaminantes en los alimentos, los niños "pueden heredar las consecuencias de esta presencia de sustancias nocivas en este ambiente".

Con estos resultados se edita un boletín periódico, que se envía a todos los padres que así lo deseen, que incluye recomendaciones para la educación en salud y alimentación. Los beneficios de estos consejos se reflejan durante el período de gestación y en la salud del bebé.

No obstante, es a los seis meses de vida del recién nacido cuando se consolidan, gracias también a la lactancia materna, por lo que el equipo del proyecto abogó por "ampliar el permiso por maternidad hasta, por lo menos, las 24 semanas", al mismo tiempo que animó a "facilitar a las madres la lactancia", señalaron.

El modo de recogida de información se hizo a través de análisis específicos de muestras de sangre, de cuestionarios y entrevistas personales o telefónicas, a través de revisión de registros clínicos, ecografías, exploraciones pediátricas, tests psicométricos, determinación en muestras biológicas de marcadores nutricionales y contaminantes ambientales, aseguraron fuentes del Consell.

RED TEMÁTICA DE INVESTIGACIÓN

Este trabajo forma parte de una red temática de investigación centrada en el impacto del medio ambiente en la salud de las mujeres embarazadas y de sus hijos. En este estudio nacional participan alrededor de 4.000 madres y sus respectivos hijos.

El Hospital Universitari La Fe se incorporó en 2004 al proyecto INMA, junto a la Escuela Valenciana de Estudios para la Salud (EVES) y la Universidad Miguel Hernández. Además del grupo de la Comunitat, participan instituciones sanitarias y educativas de Cataluña, Asturias, Andalucía, Madrid, Islas Baleares y País Vasco.

Asimismo, estos centros de investigación biomédica en red siguen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para el análisis de la influencia de la dieta y la exposición a contaminantes ambientales sobre la salud y bienestar de un niño durante la etapa prenatal y primera infancia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter