LA MAYORÍA SE NIEGAN A INFORMAR

Disparidad de criterios ante el bisfenol A en la industria conservera de España

Lata de conservas
Foto: FLICKR/ANDREW MALONE
Actualizado 24/03/2015 17:51:30 CET

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Un trabajo de la Fundación Vivo Sano y Hogar sin tóxicos muestra disparidad de criterio entre las empresas de alimentos en conserva en España en relación a la presencia de bisfenol A en sus envases, ya que mientras algunas lo han retirado otras consideran que es "seguro para la salud". No obstante, la mayoría de compañías consultadas no han querido participar en el trabajo.

   Esta sustancia se ha relacionado con diferentes problemas de salud como alteraciones en el sistema reproductor, alteraciones sobre el cerebro y el comportamiento o alteraciones en el sistema inmunológico.

   El estudio, presentado este martes, se basó en una encuesta enviada a 101 empresas que fabrican o venden conservas en España. Aunque recibieron 98 acuses de recibo, la mayoría (73) no respondieron, lo que para los autores es una muestra de que más del 70 por ciento de las empresas "rehúsan informar sobre la presencia de bisfenol A en sus latas y envases".

   De las 28 que sí aportaron información hubo cinco que declararon explícitamente haber retirado ya esta sustancia tóxica de todas sus latas y envases; ocho lo han sustituido en mayor o menor proporción o están en proceso de hacerlo (2 de ellas afirmaron que lo eliminarían a lo largo de este año); y cuatro empresas más están estudiando eliminarlo, sin mencionar un plazo concreto.

   En cambio, hasta 10 empresas manifestaron expresamente que el uso del bisfenol A es "seguro para la salud" y "no dijeron haber tomado o estudiado tomar medida alguna para sustituirlo", según consta en el informe.

   El responsable de la campaña Hogar sin tóxicos de la Fundación Vivo Sano, Carlos de Prada, destacó que "los resultados de esta encuesta dejan en evidencia la inacción de la Administración, al mostrar que algunas empresas van por delante de ella y ya están trabajando para eliminar el bisfenol A de sus latas y envases de comida".

   Asimismo, insistió en la falta de transparencia que reina en el sector en lo referente a seguridad alimentaria e información al consumidor.

FALTA DE TRANSPARENCIA

   "El hecho de que el 70% de las empresas no nos hayan facilitado la información requerida es por sí mismo preocupante. No sólo denota una mala comunicación con el público y un nivel de transparencia manifiestamente mejorable, sino que además pasa por alto el derecho de los consumidores a ser informados sobre los productos que consumen", ha criticado este experto.

   No obstante, De Prada recordó que el informe se basa únicamente en las declaraciones voluntarias de las empresas, por lo que su objetivo no es ser una guía de compra para el consumidor, sino más bien hacer un dibujo de la situación a la que se enfrentan, conscientes o no, los ciudadanos.

   Por su parte, el investigador Nicolás Olea, del Centro de Investigación en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), ha reconocido que este compuesto "puede ser perjudicial incluso a concentraciones tan bajas que es prácticamente imposible establecer un nivel seguro de exposición".

   Además, asegura que las embarazadas y los bebés están más expuestos  porque el bisfenol A atraviesa la barrera placentaria, por lo que "la población hoy en día ya nace contaminada por este tóxico". Por lo tanto, nadie está exento de riesgo y lo único que se puede hacer es prohibir totalmente el bisfenol A en envases de comida y bebida".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter