CAEN LAS VENTAS DE PARCHES O CHICLES DE NICOTINA

Se dispara la venta de cigarrillos electrónicos en el primer año de la nueva ley antitabaco

cigarro electronico
PICASA 2.7/WIKIMEDIA
Actualizado 10/01/2012 15:01:22 CET

El primer año de la nueva ley del tabaco se salda con 600.000 fumadores menos, según la CNPT

MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

La venta de cigarrillos electrónicos en farmacias ha aumentado un 50,6 por ciento en el último año, coincidiendo con la entrada en vigor de la nueva ley antitabaco que prohíbe fumar en cualquier bar o restaurante, según datos de la Federación Española de Distribuidores Farmacéuticos (FEDIFAR).

Los medicamentos de prescripción médica para dejar de fumar también se han vendido más en 2011 mientras que, por contra, se ha producido un descenso del 9 por ciento en la venta de productos sustitutivos como los chicles, los parches de nicotina o algunos medicamentos que no precisan de receta médica.

En concreto, y según los datos recabados por FEDIFAR a partir de los datos de doce empresas asociadas a esta federación que representan el 63 por ciento del mercado, desde enero a noviembre de 2011 se vendieron 233.525 cigarrillos electrónicos, frente a las 154.996 del mismo periodo del año anterior.

Asimismo, en el último año se vendieron un total de 621.105 productos sustitutivos del tabaco, frente a los 682.744 de 2010. Pese a esta bajada, estos productos siguen siendo los más reclamados por los fumadores para dejar el tabaco, seguidos de los medicamentos con precripción.

De estos productos se vendieron 570.500 unidades de enero a noviembre, frente a las 512.876 del mismo periodo del año anterior.

SE VENDEN 500 MILLONES DE CAJETILLAS MENOS

A falta de unos días para que se cumpliera el primer año de la entrada en vigor de la actual Ley del tabaco, el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) calculaba que unas 600.000 personas han dejado de fumar desde el 2 de enero de 2011, fecha en la que se prohibía fumar en todos los espacios públicos cerrados.

Ante este dato, los profesionales sanitarios que agrupan la organización mostraban su satisfacción por unas cifras, dicen, que "hablan por sí mismas". Y es que, además de haber conseguido que una parte de la población se plantee dejar de fumar, al menos se han dejado de vender más de 500 millones de cajetillas.

Asimismo, destacan que se ha producido una caída del 10 por ciento de los ingresos hospitalarios por infarto o la disminución en un 15 por ciento de los casos de asma infantil.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter