Diseñado un 'ciberpsiquiatra' para autotratarse la depresión en el ordenador

Actualizado 25/09/2008 23:04:40 CET

HOUSTON, 25 Sep. (OTR/PRESS) -

Científicos desarrollan un novedoso programa interactivo multimedia destinado a ayudar a los astronautas a reconocer y autogestionar eficazmente la depresión y otros problemas psicosociales, que pueden suponer una amenaza para la seguridad de la tripulación y de las operaciones en las misiones espaciales de larga duración. Aunque inicialmente ha sido creado por el National Space Biomedical Research Institute (NSBRI) para la NASA, el jefe del proyecto, James Cartreine, aseguró que puede ser adaptado fácilmente para su uso por cualquier persona que decida tratarse problemas de esta naturaleza en su propio ordenador sin recurrir a especialistas.

"Este proyecto tiene un gran potencial como autoguía de tratamiento para muchas personas", declaró Catreine en la página del NSBRI, recogido por otr/press. El sistema multimedia para el tratamiento incluye gráficos y vídeos de un psicólogo que guía al usuario a través de un sencillo proceso llamado 'Tratamiento para la Resolución de Problemas'. El primer paso del proceso es hacer una lista de problemas y seleccionar uno sobre el que trabajar. Las dos siguientes fases son el establecimiento de objetivos y la creación de ideas para llegar a alcanzarlos.

Después, los dos últimos pasos consisten en el análisis de los pros y contras de las posibles soluciones, y la solución de un plan de acción para ponerlas en práctica. Además, el programa ayuda a los usuarios a planificar actividades agradables que las personas con depresión suelen dejar de realizar. Por último, la aplicación también incluye información educativa sobre la depresión y su prevención.

PENSADO PARA EL ESPACIO

El proyecto desarrollado por el NSBRI fue pensado inicialmente para la NASA, para solucionar las depresiones y otros problemas psicosociales que sufren los astronautas en las misiones espaciales, y que pueden poner en peligro a la tripulación y complicar las operaciones planeadas. Actualmente, la única forma que tienen los astronautas para tratarse es mediante la comunicación por audio y vídeo con psicólogos que estén en tierra, pero sólo es posible cuando los vínculos están disponibles.

El ex astronauta Jay Buckey, que colaboró en el desarrollo del programa, aseguró que las misiones de larga duración son muy duras psicológicamente. "Los astronautas no son propensos a las depresiones", pero en una misión "se enfrentan a gran cantidad de desafíos que podrían conducir a una depresión", explicó.

El proyecto, que contó con la ayuda de 29 astronautas en activo o retirados, se puso a prueba en una estación de investigación de la Antártica, como fase previa para ser enviado a la Estación Espacial Internacional, donde será llevado en una unidad flash y donde podrá ser usado por los astronautas de manera privada y segura.

Después, los científicos del NSBRI quieren adaptarlo para el uso en otros entornos, dándole acceso a tratamientos a gente que ahora no lo puede tener. Ellos piensan en zonas rurales, oficinas de servicios sociales, bases militares o prisiones, lugares donde no es tan fácil acceder a los servicios de un psicólogo común.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.