Contador

Dietistas y nutricionistas reclaman un lugar en la sanidad pública

Consejo General Dietistas-Nutricionistas (CGDN)
CONSEJO GENERAL DIETISTAS-NUTRICIONISTAS (CGDN)
Publicado 20/11/2017 14:14:12CET

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Consejo General de Dietistas-Nutricionistas, Alma Palau asegura que "es un derecho de todos los ciudadanos el ser atendidos de manera gratuita por nuestro colectivo tal y como ocurre en el resto de Europa", por ese motivo han reclamado que el colectivo forme parte de los servicios que se prestan en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

En su opinión, "es hora de desterrar la idea de que los dietistas-nutricionistas son aquellos que se dedican sólo a hacer dietas". Sin embargo, estos profesionales pueden evaluar y realizar un diagnóstico nutricional de los pacientes, intervenir y asegurar la adherencia al tratamiento, y monitorizar adecuadamente el estado nutricional y la alimentación, lo cual es esencial para evitar el empeoramiento y aumentar su calidad de vida.

Su intervención ayuda a disminuir morbilidad, y, por tanto, evita un consecuente aumento del gasto sanitario. "Varios estudios apuntan el positivo impacto económico en términos de coste-eficacia y coste-beneficio que supone la incorporación de dietistas-nutricionistas a equipos multidisciplinares dentro de los hospitales o en atención primaria", añade el presidente de la Academia Española de Nutrición y Dietética, Giuseppe Russolillo.

En el mismo sentido, Eduard Baladia, director de la Red de Nutrición basada en la Evidencia (RED-NuBE) asegura que la contratación de dietistas-nutricionistas en el sistema sanitario público "supondría un ahorro en millones de euros para los ciudadanos". Concretamente, un estudio alemán ha observado que la incorporación de que los tratamientos ofrecidos por dietistas mejoran la salud y calidad de vida de los pacientes, y que por cada euro invertido en tratamiento dietético, se ahorrarían 4 euros en otros cuidados de la salud.

Esta demandas se producen coincidiendo con el día Mundial del Dietista-Nutricionista, que se celebra el 24 de noviembre, y que sirve para reivindicar que este colectivo se forman en su mayoría en Universidades públicas españolas, pero se ven obligados a asistir principalmente en el sector privado en España o en el sector público de otros países, lo que supone.

TAMBIÉN ES UNA DEMANDA DE LOS PACIENTES

Son muchos los pacientes que se quejan de la falta de una adecuada planificación dietético-nutricional para hacer frente a enfermedades como el cáncer, la diabetes, celiaquía, cardiopatías, disfagia, etc, a los que como mucho se les facilita una "dieta de cajón" sin personalización alguna y sin apenas seguimiento.

El presidente de la Federación Española de Diabetes (FEDE), Andoni Lorenzo asegura que "el rol del dietista-nutricionista para la buena gestión de la diabetes es fundamental, ya que puede proporcionar una atención adecuada a las personas con esta patología en un pilar tan relevante en esta enfermedad como es la alimentación".

Asimismo, añade que contar con la figura del dietista-nutricionista, como parte y dentro de un equipo multidisciplinar (médico y enfermero especialistas en diabetes), sería muy relevante para atender al paciente con diabetes "de una manera más completa, segura y para que se lograran alcanzar los objetivos propuestos en el tratamiento, de la mejor forma posible".

Por su parte Jon Zabala, presidente de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), asegura que "la FACE se ha reunido en varias ocasiones con representantes del ministerio de sanidad y ha pedido una actualización del protocolo de atención a las personas celíacas en la que se incluya un seguimiento de las dietas por parte de un dietista-nutricionista una vez la persona está diagnosticada para superar todas las dudas e incertidumbres que surgen frente a esta enfermedad"

Y, por su parte, Teresa Miedes de Asindown Valencia destaca por su parte los problemas habituales que afectan las personas con discapacidad como: obesidad, colesterol, tiroides, carencias vitamínicas, falta de conocimiento, autonomía y control en la elección de una alimentación saludable, etc. y asegura que "es de vital importancia el poder tener el recurso de la atención de dietistas-nutricionistas en la salud pública para poder favorecer la calidad de vida de estas personas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter