Estudio en ratones

Una dieta rica en proteínas puede ayudar a calmar el intestino inflamado

Proteinas, pollo, huevos, dieta
GETTY
Publicado 09/08/2017 8:20:39CET

   MADRID, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Una dieta rica en proteínas puede ayudar a calmar el intestino inflamado, según han sugerido investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis (Estados Unidos) tras descubrir, en ratones, que un tipo de célula inmunológica que promueve la tolerancia aparece en aquellos que llevan una bacteria específica en sus tripas, la cual necesita el triptófano para activar la apariencia de las células.

   "Hemos establecido un vínculo entre una especie bacteriana, la 'Lactobacillus reuteri', que es una parte normal del microbioma del intestino, y el desarrollo de una población de células que promueven la tolerancia. Cuanto más triptófano contenía la dieta de los ratones, más de estas células inmunes había", ha dicho el autor principal del trabajo, Marco Colonna, cuyos resultados se han publicado en 'Science'.

   Por tanto, si tales resultados son válidos para las personas, sugeriría que la combinación de 'L. reuteri' y una dieta rica en triptófano puede fomentar un ambiente intestinal más tolerante y menos inflamatorio, lo que podría significar alivio para el millón o más de estadounidenses que padecen con enfermedad inflamatoria intestinal.

   En concreto, para entender cómo las bacterias afectaron el sistema inmune, los investigadores hicieron crecer 'L. reuteri' en líquido y luego transfirieron pequeñas cantidades de líquido, sin bacterias, a células inmunes inmaduras aisladas de ratones. Las células inmunitarias se desarrollaron en las células promotoras de la tolerancia y, cuando el componente activo se purificó en el líquido, resultó ser un subproducto del metabolismo del triptófano conocido como ácido indol-3-láctico.

   Así, cuando los investigadores duplicaron la cantidad de triptófano en la alimentación de los ratones, el número de estas células aumentó en un 50 por ciento. Del mismo modo, cuando los niveles de triptófano se redujeron a la mitad, el número de células también disminuyó a la mitad.

   La mayoría de las personas albergan 'L. reuteri' en los tractos gastrointestinales. No se sabe si subproductos de triptófano de 'L. reuteri' inducen a las células a desarrollarse en las personas como lo hacen en ratones, pero los defectos en los genes relacionados con el triptófano también se han encontrado en las personas con enfermedad inflamatoria intestinal.

   "El desarrollo de estas células es probablemente algo que queremos alentar ya que estas células controlan la inflamación en la superficie interna de los intestinos. Potencialmente, altos niveles de triptófano en presencia de 'L. reuteri' pueden inducir a la expansión de esta población", han zanjado los investigadores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter