Descubren las bases genéticas del rechazo a los bioimplantes

Actualizado 24/11/2010 19:04:25 CET

BARCELONA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Investigación Básica en Envejecimiento, Biomateriales y Nanotecnología del Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR) de Barcelona ha descubierto la base reguladora genética que predice de forma anticipada el riesgo de sufrir reacciones adversas secundarias tras un bioimplante, que no requiere cirugía y se realiza por motivos médicos o estéticos.

El descubrimiento conseguido por la unidad, promovida y financiada por la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética (SEMCC), después de tres años de estudio, permitirá el desarrollo de un test genético para evaluación específica.

Los investigadores buscaban dilucidar el motivo por qué excepcionalmente algunos pacientes, correctamente tratados con cualquier tipo de materiales de relleno tisular, presentaban efectos adversos negativos.

De esta forma, "quienes tengan un determinado 'background' genético, un 1-2% de la población española, tienen hasta seis veces más posibilidades de presentar algún tipo de reacción adversa, y ello con un valor estadístico predictivo positivo de más del 90 por ciento", ha señalado el director de la unidad de investigación, Jaume Alijotas-Reig.

El presidente de la SEMCC, Víctor García Giménez, ha remarcado que los resultados obtenidos son satisfactorios y han permitido, por un lado, identificar el problema, gracias a que la localización de los mecanismos lesionales asociaciados a cada tipo de bioimplante estudiado; y, por otro avanzar en el tratamiento de esas lesiones y descubrir un factor predictivo de riesgo, esencial para su prevención.